El ciclo 2009 Golfos con el que la Escuela Navarra de Teatro (ENT) vuelve a apostar por el formato de café teatro con obras muy directas al público y de marcado tinte cómico se inicia este fin de semana y continuará hasta el próximo 29 de marzo con 16 funciones de 7 compañías, tres de ellas navarras, con un presupuesto de cerca de 20.000 euros.

Las entradas cuestan 10 euros y se pueden reservar ya para cualquier espectáculo en la página www.laescueladeteatro.com. Todas las funciones son a las 20.00 horas.

Patxi Larrea, director técnico de la Escuela, destaca la apuesta que hacen las compañías al acudir a esta cita que ya cumple 8 años. No en vano, “se convierten en auténticas promotoras del programa, ya que vienen a taquilla”, con el riesgo que conlleva. Pero parece que compensa, porque la respuesta hasta la fecha “ha sido muy buena”, alcanzando una media del 80% de ocupación en cada representación.

La principal novedad de este año radica en que, al margen de los fines de semana, se ha abierto el ciclo a dos jueves, protagonizados por la asociación de cantautores Ojalá, que ofrecerán sendos conciertos los días 12 y 19 de marzo. El resto de la propuesta seguirá la pauta de otras ediciones, en las que el público se relaja tomándose unas copas en compañía de sus amigos mientras asiste a una obra de teatro de “más calidad” de las que habitualmente se exhiben dentro del formato de café teatro. En este sentido, el servicio de bar se abrirá desde una hora de cada función, para ir creando un ambiente que se consolidará de la mano de las compañías, que presentan espectáculos “muy directos” y “participativos”, cuenta Larrea.

Esta cita “cabaretera” arrancará con Visa Vis, montaje de calle adaptado a teatro de interior con el que Trapu Zaharra propone la risa frente a la crisis. Será los días 14 y 15 de febrero.

2009 Golfos continuará el 21 y 22 de febrero con Carlo Mô y El vaso que colmô la gota, una historia de humor absurdo y surrealista en la que el clown catalán da vida personajes desesperados.

La primera presencia navarra de esta edición es Solita Intencione, marca de la actriz Adriana Olmedo, que se subirá al escenario los días 28 de febrero y 1 de marzo para presentar Me lo hago sola, monólogo erótico festivo de una voyeur que se cuela en casa de sus vecinos y cuenta sus historias.

El 7 y 8 de marzo será el turno de la obra más seria de la programación. Se trata de Crónica de la noche abierta, un territorio de encuentro entre el teatro y la danza donde los objetos y los pensamientos cobran vida. Una mujer con insomnio es la protagonista de esta intensa propuesta de Trashumantes.

La música se hará presente el 12 de marzo con Ojalá y sus Canciones a la carta, espectáculo ambientado en un imaginario restaurante en el que los cocineros sirven un variado menú musical con Serrat, Sabina, Lennon y Billy Joel, además de recetas propias.

El 14 y 15 de marzo, Kuentaké, joven dúo que muchos han comparado con Faemino y Cansado, escenificará Kuentaké… Také.

Ojalá regresará el jueves 19 de marzo un combo muy especial en el que volverá a mezclar la música con sketches cómicos.

El ciclo finalizará con lo más de reciente de los navarros XXL, Lisístrata (la paz por güevos), en escena 21 y 22 y 28 y 29 de marzo. Es una propuesta que se aleja del montaje clásico para acercarse al cabaret con música y baile en directo.