El autor teatral y director de escena ALFREDO SANZOL, el crítico MARCOS ORDÓÑEZ, y el creador ROGER BERNAT acaparan la programación de la tercera semana del FESTIVAL TEATRO GAYARRE; Otras Miradas; Otras escenas, cuya agenda se pone en marcha el martes 17 de mayo con un encuentro abierto al público (Palacio Condestable. 8 tarde. Entrada libre) entre Alfredo Sanzol y el crítico teatral Marcos Ordóñez.

Continua el miércoles 18, el jueves 19 y el viernes 20 con la puesta de las obras que componen la trilogía del propio Sanzol, y concluye el sábado 21 con un especial espectáculo del creador catalán Roger Bernat, incluido en el apartado “En torno a la consagración de la primavera”, en el que el público se transforma en artista poniendo sus pasos de baile a la pieza de Stravinsky.

La tercera semana del FESTIVAL TEATRO GAYARRE; Otras Miradas, Otras Escenas centra su atención en tres nombre propios: los del autor y director de escena ALFREDO SANZOL, el crítico teatral MARCOS ORDÓÑEZ, y el creador catalán ROGER BERNAT. La primera cita es el martes 17 de mayo (8 tarde. Entrada libre) en el Palacio del Condestable de Pamplona, fecha en la que se pondrá en marcha “Conversaciones con…”, un apartado en el que, con la colaboración de la Escuela Navarra de Teatro y la Universidad Pública de Navarra, dos de los directores de escena más destacados del momento como Alfredo Sanzol y Miguel del Arco, mantendrán sendos encuentros con los críticos teatrales Marcos Ordóñez y Julio Bravo.

La primera cita será el encuentro que mantendrán en la fecha citada, el martes 17 de mayo (8 tarde. Entrada libre), Alfredo Sanzol y Marcos Ordóñez. El director de escena pamplonés, autor de la trilogía que se podrá ver en el escenario del Teatro Gayarre a lo largo de los tres días siguientes, es, en opinión del critico Marcos Ordóñez “una de las mejores cosas que le están pasando al teatro español”. Marcos Ordóñez, a su vez, es profesor, escritor y una de las más respetadas firmas de la crítica teatral nacional (El País).

ALFREDO SANZOL, LA TRILOGÍA
El autor y director navarro Alfredo Sanzol regresa al escenario del Teatro Gayarre, en esta ocasión con su trilogía compuesta por Risas y seducción (miércoles 18 de mayo), Si, pero no lo soy (jueves 19 de mayo), y Días estupendos (viernes 20 de mayo). Se cierra así un triángulo al que le faltaba la primera obra de esta serie, que ahora se ofrece al completo, una trilogía que responde a siete años de trabajo. “En estos años –asegura Sanzol- he sentido la necesidad de comunicarme con la infancia, con recuerdos y sensaciones que tenía sin solucionar y, muchas veces, inventar historias te sirve para solucionar historias”. El autor ha escogido una estructura a base de sketches porque, a su juicio, los giros bruscos o imprevistos se corresponden a como funciona la memoria en realidad: “Son flashes con los que trato de despertar emociones”.

Dice Alfredo Sanzol que como nos pone tan nerviosos ver que cambiamos, y mucho más a quienes nos rodean, hay quienes en vez de “fluir” acaban viviendo como los demás imaginan que son por no dar las explicaciones necesarias en los momentos precisos. Y en tales brechas crecen y se multiplican mentiras, secretos, frustraciones, hipocresías, miedos, traiciones, engaños, equívocos, nostalgias. Con estos materiales dramáticos ha construido una trilogía sobre la “identidad fragmentada” –Risas y destrucción (2004), Sí, pero no lo soy (2008) y Días estupendos (2010)– que a él le ha servido sobre todo como “vía de conocimiento” y a la crítica, para señalarlo como una de las mejores cosas que le ha pasado al teatro español reciente.

RISAS Y DESTRUCCIÓN
Una vez estrenada Risas y destrucción Alfredo Sanzol descubrió que estaba hablando de la identidad. Descubrió que el problema que ponía sobre la mesa para jugar era el de la identidad, y casualmente, o no, la función acababa con un diálogo entre dos personajes que decía: “Si hubieses sido un perro habríamos sido muy felices” y el otro personaje contestaba: “Sí, pero no lo soy”. Cuando veía la función –asegura el autor- me hacía gracia ese momento. Me resultaba terrible desear que una persona fuese un perro, pero al mismo tiempo lo creía real. La gran tragedia de desear que los demás sean como nosotros queremos y no aceptar como son se presentaba como un problema que descubrí propio.

SÍ, PERO NO LO SOY
Sí, pero no lo soy
es una historia de historias. Una historia formada por varias historias que protagonizan personajes que intentan saber quiénes son y quiénes son los demás. Sí, pero no lo soy es una historia de la personalidad fragmentada, de la saturación del yo, una historia del intento de conseguir algo que parece imposible: saber quiénes somos y saber quiénes son los demás.
Sí, pero no lo soy nace de la necesidad de reflexionar sobre una paradoja: la sociedad nos exige una identidad, nosotros exigimos a los demás una identidad, y nos la exigimos a nosotros mismos, pero la experiencia nos demuestra que no existe la identidad, que la personalidad es algo mutable y en constante movimiento, algo que no puede fijarse en el tiempo y en el espacio. A lo largo de una vida una persona es muchas personas, sin embargo no aceptamos esa realidad. Nos resistimos a aceptar la mutabilidad en nosotros, y en los demás. Esta resistencia produce monstruos, máscaras, hipocresías, mentiras, frustraciones, secretos, nostalgias… Un material humano que da vida a casi cincuenta personajes.

DÍAS ESTUPENDOS
Días estupendos
es una historia del verano… La aparente frivolidad de veraneo esconde nuestras fantasías, nuestros miedos, nuestros sueños y las pequeñas aventuras y encuentros que vivimos muchas veces son el origen de los grandes giros sobre los que construimos nuestra vida. Ese contraste entre lo que en apariencia no es importante y en el fondo sí lo es, forma uno de los hilos que recorre toda la trilogía, y es también la fuente del humor tragicómico con el que trabaja Alfredo Sanzol.

En torno a “La consagración de la primavera”: Roger Bernat
La semana se cierra el sábado 21 de mayo (7 tarde y 9 noche. Máximo 80 personas por sesión) con la actividad que clausura el apartado “El torno a la consagración de la primavera”, un espectáculo singular del creador catalán Roger Bernat en el que el público deja de serlo para convertirse en protagonista del espectáculo. Partiendo de la partitura de Stravinsky y la coreografía que Pina Bausch creó para “La consagración de la primavera” Roger Bernat dirige los pasos de este peculiar público para bailar sobre el escenario la citada coreografía.

El propio Roger Bernat explica en que consiste esta experiencia que propone: “Damos al público auriculares inalámbricos con 3 canales. Se le invita a entrar en la sala. Suena La consagración de la primavera de Ígor Stravinski, uno de los ballets más importantes del siglo pasado, del que Pina Bausch hizo en 1975 una versión histórica. Se oyen diferentes voces. En cada canal, cosas diferentes. Voces en paralelo que divergen y se entrecruzan”. Los espectadores son protagonistas de esta versión teatral en la que el espectáculo es al mismo tiempo un juego y una coreografía. Y donde el espectador se convierte en protagonista.

Con esta propuesta de Roger Bernat, estrenada en México y en el Teatre Lliure la pasada temporada, el Mercat quiso celebrar la edición del año pasado del Día Internacional de la Danza. La consagración de la primavera es el resultado de la experiencia del taller Hacer cosas con Personas, impartido por Roger Bernat en Transversales 2009 en México. Después de dos semanas de trabajo con una veintena de alumnos se decidió desarrollar el proyecto más allá del ámbito pedagógico.

Roger Bernat inicia su formación en el campo de la arquitectura a partir de la que se interesa por el teatro. Estudia Dirección y Dramaturgia en el Instituto del Teatro de Barcelona donde se gradúa con el Premio Extraordinario 1996. En 1997 funda General Elèctrica con Tomàs Aragay, un Centro de Creación para el Teatro y la Danza que en 2001 cierra. Algunos proyectos teatrales: 10.000 Kg (Premio Especial de la Crítica 96/97); Confort Domèstic (Premio de la Crítica al Texto Dramático 97/98), Àlbum, Trilogia 70, Bones Intencions, el ciclo Bona Gent, LALALALALA, Amnèsia de Fuga, Tot és perfecte, Rimuski o Domini Públic. Algunos proyectos de vídeo: Polar, Vero, La Tribu o El que sap tothom i ningú no gosa dir.