El escenario del Teatro Gayarre va acoger el martes 10 de marzo (8 tarde. Entrada libre) una conferencia concierto a cargo del violinista Javier Horno, con el título genérico de EN TORNO A LUDWIG VAN BEETHOVEN. Javier Horno ilustrará la conferencia con varias piezas interpretadas por el Cuarteto Marney: Anna Przecke (violín 1º), fermín Ansó (violín 2º), Javier Gómez (viola), Javier Navascués (chelo)

Cuando nos acercamos a los grandes genios, el mito de su nombre nos puede alejar de su originalidad. Beethoven, más allá de que se hayan popularizado algunos de sus compases, coloca un hito fundamental en la historia: el cimiento del edificio romántico y de lo que llamamos modernidad, es decir, de la música culta que se ha venido haciendo hasta hoy en día. El romanticismo no es sólo el protagonismo de los sentimientos, de ciertos sentimientos: Beethoven nos muestra los vaivenes del mundo interior y salva su vida haciendo música, sin perder la referencia de que, como él mismo dijo, no hay nada tan bello como la luz que atraviesa el follaje de un árbol. Toda la gran serie de sus cuartetos es un itinerario perfecto para entender su despegue del clasicismo, el descubrimiento del romanticismo y el atrevimiento de lo grotesco, de la dislocación, con que dejó una herencia que empezaron a aprovechar los músicos que le entendieron cien años después.

Tradicionalmente se ha considerado a Beethoven como el puente entre el clasicismo y romanticismo, actualmente los expertos lo consideran como él último representante de la escuela vienesa clásica, que en lugar de seguir la corriente romántica se dedico a desarrollar la música legada de Mozart y Haydn.

Beethoven fue un fructífero compositor de las formas clásicas (sinfonías, conciertos sonatas etc.) sin embargo dio a cada una de estas formas su sello particular. El mismo fue un destacado interprete del piano y estrenó la mayoría de su obra pianística. Lamentablemente una temprana sordera le impidió seguir haciéndolo, esta misma enfermedad lo aisló en una soledad casi permanente. A pesar de este impedimento físico, Beethoven continuó componiendo, un ejemplo práctico de las obras compuesta en este estado, fue la Novena Sinfonía “Coral” compuesta estando completamente sordo.

Durante la conferencia se interpretarán los siguientes fragmentos:

Cuarteto nº 2 en sol mayor, op. 18, 1er. movimiento (Allegro).
Cuarteto nº 4 en do menor, op. 18, 1er. mov. (Allegro ma non tanto).
Cuarteto nº 9 en do mayor, op. 59, 4º mov. (Allegro molto).
Cuarteto nº 12 en mi bemol mayor, op. 127: 1er. mov. (Maestoso) y 2º mov. (Adagio, ma non troppo e molto cantabile).
Cuarteto nº 13 en si bemol mayor, op. 130: 2º mov. (Presto)y 5º mov. (Adagio molto espressivo)
Cuarteto nº 14 en do sostenido menor, op. 131: 6º mov. (Adagio quasi un poco andante) y 7º mov. (Allegro)