Para entenderlo, dímelo en verso es el título del recital poético con el que, por segundo año consecutivo, el Teatro Gayarre de Pamplona promueve la celebración del Día Mundial de la Poesía sobre su escenario.

La cita tendrá lugar el lunes, 21 de marzo, a las 20.00 horas, con entrada libre. que dirige la poeta navarra Maite Pérez-Larumbe y que cuenta con un elenco formado por los actores Iratxe García Úriz y Pedro Izura y el cantautor Carlos Colina.

Junto a ellos, y como novedad, pisarán las tablas del teatro pamplonés ocho lectores seleccionados entre los poseedores del carné Gayarre Joven que expresaron su deseo de tomar parte en este proyecto. Para Ana Zabalegui, directora del escenario municipal, esta lectura dramatizada es oportuna porque “creemos que la poesía tiene mucho que ver con el teatro” y porque “en la escena cobra un significado especial”.

En este sentido, Maite Pérez-Larumbe, que ya escribió el espectáculo del año pasado, Para entenderlo, dímelo en verso pretende hacer pasar “un rato estupendo al público” con una selección de poemas de autores tan celebrados como Calderón de la Barca, Ángel González, Alberti, Machado, Benedetti o Valente, pero también otros menos conocidos como Idea Vilariño, Amalia Bautista o María Elena Walsh. “Una vez buscado el argumento, he buscado los versos que mejor plasmaran esas situaciones y que, a la vez, dieran pie al siguiente poema”, explica la poeta, en referencia a la temática que fundamenta este montaje: la crisis. “Estamos atravesando una crisis. Mundial. Económica.

También, obviamente, una crisis de valores. Y en este contexto se insertan las crisis personales a las que nos vemos periódicamente sometidos”, dice. Pero no todo es malo, añade, porque esta coyuntura también brinda “una oportunidad de cambio, adaptación y crecimiento si somos optimistas”. En este sentido, la función propone un recorrido por las diferentes etapas de cualquier proceso de pérdida y adecuación a la nueva realidad: la negación, el enfado, la negociación, la depresión y la aceptación, estructurado por los poemas que dan contenido al texto”. En opinión de la también dramaturga, hay veces en que “un buen poema puede darte más claves para entender la realidad que cualquier otra cosa”. Y abunda: “Hay versos que plasman de un modo tan estupendo la experiencia profunda que en ocasiones son las mejores explicaciones para lo que te sucede en la vida”. Así pues, en este caso ha escogido textos que “nos dan pistas, en cada momento, de la situación que viven los personajes”.

Sobre el escenario, interpretan los textos Iratxe García Úriz y Pedro Izura. A la primera, el espectáculo le ha supuesto “un reencuentro mágico con la poesía”. “Leerla es muy difícil, pero también un lujo”, dice, y subraya que también lo es el texto de Pérez-Larumbe que hila todo el montaje, que califica de “fresco y cercano” con un toque de comedia ácida.

Por su parte, Izura se muestra encantado con esta idea, ya que “siempre había visto la lectura de poesía como un acto privado, de cada uno, y me ha parecido muy interesante llevar esa intimidad hacia fuera”. Los ensayos han sido intensos y Maite Pérez Larumbe agradece que el trabajo haya sido “muy colectivo” entre todos los participantes, cuya “excelente disposición” alaba.