El Ballet Nacional de España ofrece hoy dos coreografías Alento & Zaguán, dirigidas por Antonio Najarro, en el marco del festival Flamenco on fire. La actuación será en Baluarte a las 21.00 horas, con entradas a 35, 30 y 20 euros. Anoto algunas respuestas del director aparecidas hoy en Diario de Noticias:

“Cuando se trata del Ballet Nacional de España siempre supone una gran responsabilidad, porque es la compañía más importante y de mayor número de componentes que tenemos en nuestro país. Además, es una compañía que pertenece al Estado, pero toda su repercusión y éxito están en mi mano. Por supuesto que supone un compromiso actuar hoy en Pamplona”.

Alento & Zaguán es una consecuencia de todas las programaciones que se han ido realizando desde que comencé a dirigir el Ballet Nacional en el 2011. En esta programación he intentado equilibrar la recuperación de coreografías anteriores del Ballet Nacional, creadas por los más grandes de la danza española, y un gran número de coreografías nuevas, que se traducen en piezas más actuales. La finalidad de este espectáculo es mostrar el origen de dónde venimos, de la danza española, y hacia dónde vamos. En este caso, en Alento & Zaguán, consideré que era tiempo para crear un espectáculo novedoso”.

“La representación está dividida en dos partes. La primera, Alento, es una muestra absoluta de mi estilo como coreógrafo. Hago referencia a varios espectáculos que puse en pie con mi compañía privada y se ve muchísimo el sello que he ido formando a través del aprendizaje de grandes maestros o bailando como primer bailarín en grandes compañías de danza española. Ese sello que poco a poco he ido consolidando ahora está muy definido y es muy reconocible, porque se trata de un estilo que mira mucho hacia delante. Para esta primera parte he integrado el vestuario de Teresa Helbig, la maravillosa música de Fernando Egozcue, que fusiona diferentes géneros como el jazz, soul o flamenco. Además, he utilizado, ya que es una de mis premisas como director, a todos y cada uno de los bailarines para potenciar su máximo brillo. Con todo esto, Alento es una obra que, a lo mejor, es la que más se sale de los cánones que presenta el Ballet Nacional. La sorpresa que nos llevamos en su estreno en La Zarzuela fue muy grata porque fue un éxito enorme”.

“Para Zaguán he encargado una suite flamenca, pero además he logrado la colaboración de varios coreógrafos jóvenes, que ya tienen un nombre en el mundo del flamenco, como Marco Flores, La Lupi, Mercedes Ruiz y Blanca del Rey, la cual meterá su soleá del mantón dentro del espectáculo del Ballet Nacional y dará el testigo a nuestra bailarina principal, Ester Jurado. En esta ocasión, este baile flamenco está vestido por Yaiza Pinillos, la música ha sido creada por Jesús Torres y esa composición flamenco es interpretada por los excelentes guitarristas, cantaores y percusionistas de la compañía. En la suite se verá la raíz del flamenco, al mismo tiempo que los lenguajes tan personales de cada uno de los coreógrafos que he invitado”.

“Mi pieza es de máxima dificultad técnica y artística, en la que ahora puedo decir que el Ballet Nacional, bajo mi criterio, tiene un nivel de bailarines excelentes. Pueden bailar absolutamente todo. Hace poco estuvimos en el Gran Teatro del Liceu de Barcelona con el espectáculo Sorolla, en el que todos los bailarines interpretaban jotas, danzas salmantinas, escuela bolera, aurreskus… En definitiva, todos los estilos de danza. En la primera parte van a defender la danza clásica española, en la que se ve que tienen una gran formación en ballet clásico, con una forma y elegancia. En la segunda parte, se rompen totalmente y muestran su mejor lado del flamenco”.