La obra de danza teatralizada Reencuentro con un sueño, de la Fundación Atena, abrirá mañana miércoles a las 20 horas el ciclo Escena y discapacidad que organiza el Teatro Gayarre en colaboración con la Asociación Retinosis Navarra. El grupo del colegio El Molino y la compañía Bey Pro-Action, de la atleta paralímpica Gema Hassen-Bey, son las otras dos propuestas de esta programación que se desarrollará hasta el 20 de febrero en el escenario pamplonés.

Las entradas cuestan 6 euros. Están agotadas las de la función del miércoles 16 de enero.

Las tres obras del ciclo cuentan con audiodescripción para personas con discapacidad visual y con subtitulación o lenguajes de signos para las personas con discapacidad auditiva.

Intérpretes de Reencuentro con un sueño: Kartxu Aos, Aitziber Aramburu, Raquel Arteta, Isabel Belzunce, Fabiola Berrio, Pablo Ciriaco, Oscar Chocarro, Estanis De Andrés, Josefina Domínguez, Ana Fernández, Mª Ángeles García, Laura García, Diego Garro, Rocío Ibarrola, Esther Iraizoz, Iranzu Lasa, Irene Laseca, Javier Lizarraga, Eneko Loinaz, Hazel Loinaz, Sandra López, Mirentxu Lusarreta, Asier Marcen, Ixhel Mariezcurrena, Uxua Martínez de Irujo, Carlos Ospino, Saioa Muniaín, Amparo Muñoz, Gonzalo Purroy, Maite Sáenz, Iker San Miguel, Mikel Sola, Ainhoa Suescun, Mª Eugenia Zabalza.

El objetivo de esta iniciativa consiste en “acercar las artes escénicas a las personas con discapacidad”, pero también al público en general, apuntó la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Pamplona, Paz Prieto, que insiste en la necesidad de colaborar “en el trabajo de sensibilización acerca de las dificultades de estas personas”. Y es que, uno de los rasgos definitorios de la sociedad actual es “el valor que damos al tiempo libre, la gran oferta de opciones que existen y la facilidad de acceso a ellas”. Lo que ocurre es que, quizá, todavía no existe una debida concienciación en torno a la accesibilidad de las personas con características especiales a esta clase de actividades, de manera que “todavía hay mucho que avanzar para conseguir una sociedad dinamizada por la igualdad de oportunidades y la no discriminación”.

El ciclo que acoge el Gayarre supone, pues, un paso adelante en esta dirección, y se presenta como una “unión natural entre la cultura y las personas con discapacidad”, según explicó el presidente de Retina Navarra, José Mari Casado. Respecto a la programación, éste destaca que se trata de obras que se trabajan durante todo el año y que abordan temáticas relacionadas con la integración social, pero también con los sentimientos y la realidad de la existencia. Además, hay que subrayar que cada espectáculo ha sido adaptado a las necesidades específicas del público, de modo que cuentan con audiodescripción o subtitulación y lenguaje de signos.

De la primera obra, Reencuentro con un sueño, Nieves Santesteban, presidenta de la Fundación Atena, destaca que es el fruto de siete años de trabajo, y, aunque en este tiempo han participado en festivales en Barañáin y Civican, “estar en el Gayarre es un sueño para nosotros, porque no sólo queremos que la sociedad conozca lo que hacemos en la escuela, sino que, como es lógico, todo artista tiene ganas de exhibir su trabajo”. En concreto, este montaje cuenta con ocho coreografías ejecutadas por 34 alumnos de Atena, y sus responsables no quieren desvelar mucho más “para no romper la sorpresa”.

ATENCIÓN, SE HA MODIFICADO LA PROGRAMACIÓN Y NO HAY FUNCIÓN EL SÁBADO 19 DE ENERO.

El miércoles 6 de febrero será el turno del grupo de teatro Telmo, del colegio El Molino, que ha integrado la interpretación como parte de su tarea educativa. Así, 22 de sus estudiantes y dos músicos representarán Ni + Ni -, propuesta que sigue un método consistente no tanto en representar, como en volver toda la percepción hacia los propios artistas para ser más, con uno mismo y con el otro, desde una improvisación orientada por las técnicas del teatro y la danza.

El miérecoles 20 de febrero, Bey Pro-Action pondrá en escena Mente, cuerpo, espíritu, obra que defiende “luchar por los sueños, sin dejar que los obstáculos nos impidan disfrutar de la vida”, y en la que interactúan bailarines de danza moderna, break dance y actores con y sin discapacidad física y psíquica