La compañía de teatro navarra Bubulú estrena hoy domingo en la Escuela Navarra de Teatro (ENT) su quinto montaje, Se suspende la función, una “auténtica gamberrada teatral”, a juicio de su autor, Fernando Lalana. Actúan Asun Ardanaz, Ion Martinkorena, Eva Barandalla, Mónica Quintero, Susan Goikoetxea y Ángel García, dirigidos por Miguel Goikoetxandía.

Dirigida a público juvenil, la obra podrá verse a las 18.30 horas, con entradas a 6 euros.

Premio SGAE de teatro infantil y juvenil en 2002, el texto narra la historia de una comedia condenada a no ser representada jamás. Un tira y afloja entre un grupo de actores al que nunca llegamos a conocer y un grupo de trabajadores del teatro que nunca salen al escenario, pero que se convierten en protagonistas absolutos por un día. Como cuentan desde la compañía, “aunque el público viene a ver una obra, nunca sabrá cuál es o de qué trata”. Todo ocurre en tiempo real, sin pausas y a gran ritmo.

Los actores no se han presentado, el público está sentado y hay que comenzar la función, pero ¿cómo? Que se marche todo el mundo a casa es imposible, sería la ruina, así que el espectáculo debe continuar, y quienes normalmente se esconden tras las cortinas deciden aprovechar la oportunidad: algunos para cumplir su sueño, otros para salvar su trabajo. Detrás de las carcajadas, Lalana apunta un par de cosas más que serias: la revolución de los humildes y las oportunidades que a veces ofrece la vida.