El director de escena Miguel Narros recibirá el Premio de Honor de los Max de las Artes Escénicas en su XII edición. Narros se mostró emocionado con la concesión del Max de Honor: “Siempre que te dan un premio te emociona. El Max es importante en el teatro, quizás el único que vale la pena considerar y tener en cuenta. Yo ya he tenido un Max a la Mejor Dirección y otro al Mejor Diseño de Vestuario. Pero el Max de Honor me emociona mucho porque significa un premio a toda mi vida de trabajo, a muchas cosas que han pasado y que me hacen recordar otras muchas”, señaló. A pesar de su edad el trabajo es para Miguel Narros la mejor manera de seguir en activo: “En cierta forma esto me mantiene vivo porque metido en un rincón no sé qué haría”, confesó el responsable escénico de cerca de 100 obras obras.

Respecto a la manera en que el teatro está viviendo la actual crisis económica, con llenos considerables de las salas, Narros indicó que esta situación “no es sorprendente. El público necesita que le cuenten otras historias. La crisis ya es demasiado agobiante. Quizás por eso va más al teatro”. Sobre las nuevas generaciones que pisan los escenarios Miguel Narros opina que hay “gente muy válida y gente que no lo es tanto”. “Somos muy apasionados, yo también, y en el momento en que vemos un acierto de alguien que nos deslumbra le damos todo a esa persona, que tendrá sus ratos buenos y malos, como todos. Viene gente muy preparada, con mucho sentido del riesgo pero también hay que tener algo más, no sólo riesgo”, afirmó. Preguntado por la iniciativa de TVE de recuperar los famosos Estudios 1, actualizados y con nuevas producciones, Narros considera que será “beneficioso” para el teatro. “Cuando se veía Estudios 1 había mucha afición y el teatro estaba muy en boca de la gente”, manifestó, aunque no sabe si dirigiría una de estas producciones en el caso de que se lo propusieran. “Ya tengo muchos años y hace falta energía, aunque me siento con la suficiente para hacer lo que me gusta. Además no me dejan irme. Siempre tengo sobre la mesa proyectos que me interesan por algo”, confesó. En estos momentos el director de escena ensaya con Verónica Forqué La abeja reina, un montaje que se estrenará el próximo 27 de marzo en Sevilla.