Sommer jaunaren istorioa (La historia del señor Sommer) es la adaptación teatral en euskera de la novela homónima del conocido escritor alemán Patrick Süskind, creador de El perfume. Este monólogo, bajo la dirección de Xicu Masó, lleva representándose en Barcelona desde hace trece años y mañana llegará a la Escuela Navarra de Teatro (ENT) con el mismo director y de la mano de Txalo y de José Ramón Soroiz. Esta actuación se enmarca dentro del Antzerki Aroa 09, el ciclo de teatro en euskera organizado por el Ayuntamiento de Pamplona en colaboración con la sala.

La representación tendrá lugar el jueves, a las 20.30 horas. Las localidades se pueden reservar en la web de la ENT o adquirirse en la taquilla, situada en la calle San Agustín, 5, desde una hora y media antes de la sesión. El precio es de 7 euros, excepto en el caso de grupos de alumnos de euskaltegis y de aprendizaje del euskera, que es de 5 euros.

En Sommer jaunaren istorioa, el actor José Ramón Soroiz, protagonista de la obra, interpreta a un personaje que habla sobre sus recuerdos de infancia y adolescencia. El director, Xicu Masó, se ha encargado de llevar adelante esta versión en euskera a pesar de no conocer el idioma, problema que ha podido solventar gracias a su dominio del texto de la obra y a la colaboración que como ayudante de dirección le ha prestado Julia Marín. La producción ha corrido a cargo de Txalo y del propio José Ramón Soroiz. La música ha sido compuesta por Jabier Muguruza.

La obra parte de la idea de que las historias que vivimos en la infancia dejan muchas veces una huella que recorre por completo nuestras vidas. El protagonista de esta obra teatral realiza el viaje de ida y vuelta a su niñez para encontrarse con un personaje que le marcó, el señor Sommer, un hombre extraño, solitario, de trato difícil y de existencia enigmática para todo el pueblo. Lo único que se sabe de él es que pasa todo el día caminando, de un lado a otro, sin parar. Soroiz tratará de dar respuesta a tanto interrogante en esta adaptación teatral con forma de monólogo. Curiosamente, el señor Sommer del título no aparece en la obra.

El texto, según Txalo, “es una balada que se adentra en los misterios de la vida. Es una historia contada desde la melancolía y el humor, llena de sorpresas y sugerencias que impresionarán a los espectadores”.