La actriz Nuria Espert ha recibido el IV Premio Valle-Inclán de Teatro, dotado con 50.000 euros, por su papel en la obra La casa de Bernarda Alba, por delante del intérprete Carlos Hipólito, protagonista de la pieza Glengarry Glen Ross. Tras recibir de manos del ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, el trofeo diseñado por Víctor Ochoa, la actriz catalana destacó el “excelente momento” del teatro español, “a pesar de las cosas malas que están ocurriendo alrededor”.

Asimismo, Nuria Espert quitó importancia a la mención particular y subrayó que este galardón “es importante por lo que arrastra consigo, que es el bien del teatro en general”. “Han pasado muchas cosas importantes, excepcionales, en el teatro en Madrid”, añadió.

La ceremonia, celebrada durante el transcurso de una cena en el Teatro Real de Madrid, contó con la presencia del director de El Mundo, Pedro J. Ramírez; la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal; el ex portavoz parlamentario del PP Eduardo Zaplana, así como diversos miembros del mundo del espectáculo como Concha Velasco y Sancho Gracia.

El jurado de este galardón, organizado por el suplemento El Cultural de El Mundo y patrocinado por la Fundación Coca-Cola, eligió al ganador mediante el sistema eliminatorio por rondas del premio literario francés Goncourt (y la elección de las sedes de las Olimpiadas), que consiste en que todos los finalistas (que asisten a la cena) comprueban cómo se van haciendo votaciones sucesivas y en cada una de ellas el menos votado es eliminado. Hubo seis elminatorias “muy reñidas”.

El semifinalista de la noche fue Carlos Hipólito por su papel en la obra Glengarry Glen Ross, una de las “más despiadas críticas al capitalismo” de los últimos años, mientras que en tercera posición quedó el director Mario Gas, con la obra Muerte de un viajante.

También optaban al galardón Miguel del Arco, actor de La función por hacer; José Ramón Fernández, que ha escrito por La tierra; Josep María Flotats, director y actor de El encuentro de Descartes con Pascal joven, y Juan Carlos Pérez de la Fuente, que ha dirigido Angelina o el honor de un brigadier; Blanca Portillo, protagonista de Hamlet; Santiago Ramos, por Noviembre; Rosa María Sardá, por La casa de Bernarda Alba; Sonia Sebastián, por El viejo celoso y La cueva de Salamanca, y Albert Boadella, por La cena, quien no participó en la votación final.

El jurado, presidido por el académico Francisco Nieva, estuvo integrado por diversos miembros del mundo de la cultura entre los que figuraron el periodista Luis María Anson, auténtico promotor del premio; el actor Juan Echanove, el poeta y crítico Jaime Siles y el dibujante Antonio Mingote.

Glengarry Glen Ross y La función por hacer se van a programar en Pamplona. Ya se han visto en la ciudad varias obras que han sido finalistas del premio como El encuentro de Descartes con Pascal joven, Angelina o el honor de un brigadier y Noviembre.