Oreka, compañía de la Escuela Navarra de Circo, estrena este fin de semana Lo Jimene, un espectáculo de malabares y acrobacias, pero también de teatro, danza y, sobre todo, mucho humor. Lo hará los días sábado 9, domingo 10, sábado 16 y domingo 17 de febrero, a las 20.00 horas, en el recinto de la Escuela Navarra de Teatro (ENT).

La propuesta, dirigida por Isabel Aísa, surge de la colaboración entre Oreka y Zirika Zirkus, que aportan cuatro y dos intérpretes, respectivamente. Ideado el año pasado como un nexo de continuidad entre los espectáculos que formaban parte del ciclo Más difícil todavía, el montaje fue adquiriendo su propia entidad, transformándose en una función para exterior o interior, como es el caso de la ENT.

Se trata, dice Aísa, de una propuesta “muy divertida y distendida que funde muy bien todos los géneros, desde el circo hasta la danza o la interpretación” y que “se relaciona mucho con el público”. Tanto es así, que los espectadores juegan un papel importante en el desarrollo de la representación, “aunque no tienen que venir con miedo, porque los personajes son entrañables y amables en todo momento”, aclara la directora.

En concreto, Lo Jimene narra las vicisitudes de una familia gitana acostumbrada a mostrar su arte por doquier, de teatro en teatro. A esto hay que añadirle que ahora tienen una misión nueva, casar a Vanessa Dessyre, la sobrina que acaba de llegar de Alemania, para lo que organizarán un casting entre los asistentes a sus exhibiciones. Un “loco” proceso de selección en el que los elegidos deberán demostrar si tienen el duende necesario para formar parte de esta saga de artistas encarnada por Ainhoa Juániz (La Mama), Luis Lainez (El Papa), Maribel Martínez (La Niña), Aintzane Baleztena (La Vane), Mikel Martínez (El Alemán) y Javier Redrado (El Manolo).

Se trata, en definitiva, de una obra que, aún dentro de la sala, transformada en café teatro, mantendrá su frescura y espíritu callejero a través de malabares, acrobacias, aéreos y “mucho arte”.