El teatro de Ansoáin acoge hoy, a las 22.00 horas, el estreno en Navarra de la obra de teatro El jefe de todo esto, dirigida y adaptada por Garbi Losada a partir de la película de Lars Von Trier.

Las entradas cuestan 8 euros.

Óscar Terol encabeza el reparto de este montaje de Ados Teatroa que cuenta, así mismo, con Josean Bengoetxea, Elena Irureta, Carlos Nguema, Mila Espiga, Koldo Losada y Santiago Sueiras para narrar esta historia que ironiza sobre la supuesta humanización de las empresas, las relaciones laborales y los roces personales. En concreto, la comedia arranca cuando el dueño de una empresa de informática quiere venderla. El único problema es que cuando la fundó se inventó un jefe ficticio, que responde al apelativo de “el jefe de todo esto” y detrás del cual podía esconderse cada vez que era preciso tomar decisiones incómodas e impopulares. Sin embargo, cuando los compradores insisten en hablar directamente con el presidente, el propietario se ve obligado a contratar a un actor venido a menos para que se enfunde en el papel, evitándose, así, la incómoda tarea de despedir a los seis empleados con los que inició este proyecto. Seis trabajadores que hasta entonces se habían comunicado con su superior mediante el correo electrónico y al que tienen unas cuantas cosas que decir.

Con este espectáculo, Ados Teatroa continúa en su línea de abordar cuestiones sociales mediante el humor, “porque creemos que es el mejor vehículo para hablar en serio”, afirma Garbi Losada. Y, partiendo de una sustitución de identidad, El jefe de todo esto es una oportunidad para plantear una reflexión sobre el poder y también sobre el narcisismo de los actores. En este sentido, “la peripecia de un actor que aterriza en una empresa informática para hacer de jefe de todo esto, sin tener ni idea, da pie a situaciones típicas de una comedia de equivocaciones. Ésta es, pues, una propuesta que discurre entre la comedia y el drama, con pinceladas de humor negro y diálogos surrealistas que ayudan a esconder las verdadera tragedia del desmantelamiento laboral”, apunta Garci Losada.