El departamento de Cultura del Gobierno de Navarra dio ayer el primer paso para poner en marcha la anunciada Red de Teatros de Navarra, reuniéndose con más de veinte responsables políticos de otros tantos municipios que disponen de espacios escénicos de reciente construcción susceptibles de ingresar en este circuito, que empezará a funcionar en septiembre de 2008 y llegará directamente a cerca de 430.000 ciudadanos.
En rueda de prensa, el consejero de Cultura y Turismo, Juan Ramón Corpas, explicó los pormenores de esta iniciativa que, según dijo, deriva de la inversión de 55 millones de euros que el Ejecutivo ha realizado en los últimos años para la creación de “equipamientos para dar servicios que los técnicos consideran necesarios”. Es el caso de los 26 espacios que se han erigido en los últimos ocho años, “más los nueve que están en ejecución”, que, junto a los de Pamplona y los que, en palabras del consejero, comenzarán a construirse en fechas próximas, cerrarán, “más o menos”, el mapa básico de equipamientos de Navarra. “Hemos pasado de ser la última comunidad de España en espacios escénicos a estar en cabeza”, afirmó Corpas, quien apuntó, así mismo, que durante este tiempo se ha ido trabajando en paralelo con los ayuntamientos que hoy albergan las citadas infraestructuras, y “creemos que éste es el momento preciso para hacer una evaluación de la situación, un diagnóstico y para consensuar con los ayuntamientos una nueva programación”; dotando a los consistorios de un instrumento que les permita elevar el nivel de sus respectivas ofertas.

La reunión de ayer fue, pues, el “pistoletazo de salida” para este proyecto que, en palabras del director de Acción Cultural del departamento, Jesús Mª Bengoechea, pretende reforzar la programación, uno de los cuatro pilares de la actividad escénica junto a la formación, la creación y la producción en Navarra. Y es que, a juicio de Bengoechea, el Ejecutivo realiza “un gran esfuerzo” anual, del orden de 5 millones de euros, en diversas propuestas como el Festival de Olite, el ciclo de Teatro de Otoño de la ENT, Escena o Baluarte; sin embargo, “éste es un ámbito en el que queremos que mejorar” y ahora “se dan muchas circunstancias” para poder hacerlo porque existen “muchos espacios en los que se puede programar con garantías de calidad y de confortabilidad obras importantes de teatro, danza y algunas actuaciones musicales determinadas”.

En este sentido, después del primer paso dado ayer, la segunda fase de la puesta en marcha de la Red de Teatros de Navarra consistirá en un “análisis minucioso” de cada uno de los inmuebles que optan a formar parte de este circuito, con el fin de elaborar un censo de espacios escénicos de Navarra que cumplan una serie de requisitos, fundamentalmente referidos a su ubicación, público potencial y medios técnicos y humanos de que disponen para afrontar, “con total normalidad”, una programación “de envergadura, rica, variada y estable”. El resultado de este estudio se dará a conocer en una jornada de trabajo que se celebrará en marzo de 2008 en Baluarte, como consecuencia de la cual, se constituirá la Red de Teatros de Navarra y, ya en junio, “se suscribirían los convenios singulares con cada uno de estos espacios para garantizar la financiación de la temporada de septiembre de 2008 a junio de 2009”.

En concreto, respecto a los apoyos económicos del Gobierno, éste mantendrá las partidas consignadas al programa de Arte y Cultura (497.000 euros en 2007) y la que comprende la realización de programas mancomunados (100.000 euros) y, además, sumará una cantidad nueva que, en 2008, podría ser de 625.000 euros, para los convenios anuales que firmará de manera individual con cada municipio incluido en la red escénica.

Según explicó ayer Jesús Mª Bengoechea, no entran en esta operación los espacios que calificó de “singulares”, entre los que incluyó Baluarte, el Gayarre, el Teatro Gaztambide, la ENT y el Auditorio de Barañáin. El alcalde de este último municipio, Floren Luqui, se mostró satisfecho de que, en efecto, el Gobierno foral clasifique en esta categoría al Auditorio y esperó que esto signifique que en breve pueda beneficiarse de un convenio económico, como lo hacen el resto de “espacios singulares”.

Aunque todavía no se han establecido oficialmente los criterios que deben cumplir los espacios que quieran formar parte de red, se valorará los medios técnicos (camerinos, duchas, galerías, equipamiento escénico, etcétera), y también la programación de productos de profesionales navarros.