Son 24 concursantes de 14 nacionalidades diferentes, 13 hombres y 11 mujeres, los que han sido seleccionados para competir en el XII Concurso Internacional de Violín Pablo Sarasate, que se celebrará entre el 29 de junio y el 4 de julio en la capital navarra y que regresa con una “variada” oferta de actividades para aumentar la proyección internacional del certamen y fomentar el conocimiento musical de los navarros.

El Concurso Internacional de Violín Pablo Sarasate es un programa creado por la Dirección General de Cultura-Institución Príncipe de Viana en homenaje al gran violinista pamplonés, que persigue la difusión internacional de su figura como músico extraordinario y la de la propia Comunidad foral, así como el apoyo de las carreras de jóvenes violinistas. Tras su última edición en 2011, se recupera ahora con el mismo carácter bienal que poseyó durante años.

En esta edición, han llegado solicitudes de 27 países, entre los que se incluyen Albania, Alemania, Australia, Austria, Bielorrusia, Bolivia, Canadá, Chile, China, Corea del sur, Costa Rica, EE.UU., España, Francia, Grecia, Italia, Japón, México, Moldavia, Paraguay, Polonia, Rusia, Serbia, Slovenia, Taiwán, Turquía y Ucrania.

El programa del concurso se va a reforzar con actuaciones en el Gayarre, en la Ciudadela y en Baluarte, así como con campamentos para jóvenes, además de conferencias, charlas, talleres y pequeños conciertos al aire libre de manera que “se extienda la música del violín por toda la ciudad”.

El gerente de la Orquesta Sinfónica de Navarra, Joaquín Romero, ha destacado que Sarasate “no solo fue un virtuoso del violín y un músico influyente en el mundo, sino que fue un verdadero catalizador de la actividad cultural de Navarra”. Además, ha destacado que se ha configurado un jurado para el certamen “equilibrado” que intentará encontrar “no a un virtuoso, sino a un referente de la música del futuro”.

El Concurso Internacional de Violín Pablo Sarasate está abierto a la participación de violinistas de todo el mundo, con edades comprendidas entre los 16 y los 25 años, y está dotado con un primer premio de 20.000 euros, que otorga el Gobierno de Navarra, y otro de 10.000, que ofrece el Ayuntamiento de Pamplona. Se incluye, además, la posibilidad de estar representado durante un año por Columbia Artists Management, y conciertos con las orquestas Sinfónica de Navarra, Cascais e Oeiras Chamber Orchestra, Kraków y la Filharmonia Poznanska, y de ofrecer un recital en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid con el violín Stradivarius donado por Pablo Sarasate a este centro.

El jurado del concurso incluye a destacados intérpretes y directores de orquesta de gran influencia y fama internacional. Así, el presidente del jurado será Douglas Sheldon, vicepresidente senior, director general de Columbia Artists (Nueva York), y uno de los “managers” mas respetados en el ámbito de la música clásica. El director artístico del concurso será el titular de la Orquesta Sinfónica de Navarra, el maestro polaco Antoni Wit. Figuran también en este jurado Kathryn Enticott, directora de Enticott Music Management de Londres, y descubridora de talentos artísticos; Sebastian Currier, compositor norteamericano que compone música orquestal y de cámara; el violinista ucraniano Roman Simovic; el violinista norteamericano David Kim y el violinista y director lituano Julian Rachlin.

El certamen se desarrollará en la sala de cámara de Baluarte con entrada libre y gratuita en las primeras eliminatorias y en las semifinales. La final, a la que llegarán sólo dos candidatos, se celebrará el 4 de julio con dos partes: en la primera se estrenará el documental Sarasate, del director Joaquín Calderón, un espectáculo con música en directo de la Orquesta Sinfónica de Navarra (OSN), dirigida por Antoni Wit, y en la segunda tendrá lugar la elección del ganador, tras la interpretación de los dos finalistas, también junto a la OSN y el maestro Wit.

El concurso supondrá el estreno mundial en un certamen oficial de la aplicación Blackbinder, un sistema de partituras electrónicas desarrollado y patentado por los navarros Carlos Piñuela, Sergio Peñalver y Koldo Abrego, fundadores de la empresa NewMusic Now y que participó en la primera edición de Acción Impulso Emprendedor, un programa conjunto del Gobierno de Navarra y varias empresas de apoyo a emprendedores.