La Fundación Municipal Teatro Gayarre comienza este miércoles la cuarta edición del ciclo bienal Escena y Discapacidad, que organiza la en colaboración con la Asociación Retina Navarra. Hasta el 10 de febrero, el público podrá disfrutar de cuatro espectáculos a cargo de grupos de las instituciones navarras Fundación Atena, Centro de Educación Especial Isterria y Asociación Navarra de Síndrome de Down, y la compañía madrileña Contando Hormigas. En total, participarán un centenar de intérpretes.

Los cuatro darán comienzo a las 20.00 horas y tendrán entrada al precio único de 10 euros. Como en ediciones anteriores, todas las obras están adaptadas con un sistema de audio descripción para que las personas con discapacidad visual puedan seguir los espectáculos.

Mañana miércoles actúa el Psicoballet de la Fundación Atena, que pondrá en escena la obra de danza teatralizada Y tú, ¿cómo lo ves? Consta de un montaje fotográfico y ocho coreografías nuevas, en las que tomarán parte 38 alumnos y que cuenta con las colaboraciones desinteresadas de los componentes del grupo Barricada y de Mónica Palomar DJ Electra. La Fundación Atena atiende a 140 alumnos de entre 3 y 70 años que reciben clases de danza, maquillaje, música y teatro. Según su presidenta, Nieves Santesteban, con la inclusión del arte en sus actividades el colectivo quiere “demostrar la capacidad de las personas que vienen a nuestra escuela”.

La segunda cita es el miércoles 3 de febrero con el espectáculo Duermevela, de la compañía madrileña de personas deficientes visuales Contando Hormigas. Un montaje muy visual y sensitivo, interpretado por cuatro mujeres con discapacidad visual severa que se expresan a través de las imágenes que surgen de su gestualidad, recurriendo al cuerpo, a las manos especialmente, y a sus voces. La música también tendrá una presencia importante, a través de un violinista que dialogará en escena con las cuatro intérpretes mediante los sonidos de sus diferentes violines.

La tercera y última cita que propone Escena y Discapacidad será el miércoles 10 de febrero, día en que el público podrá disfrutar de una doble actuación. Por un lado, la compañía Teatris del Centro de Educación Especial Isterria representará la obra Continuará…, y tras ella el grupo Mochila 21, con miembros de la Asociación Navarra de Síndrome de Down, pondrá en escena La música nos une.

Teatris, que se estrena en este ciclo como grupo, mostrará “a personas capaces de sentir y hacer sentir”, según dijo ayer la directora gerente del Colegio Isterria, Gemma Botín, a través de una propuesta musical de ritmos intensos “creada con grandes dosis de esfuerzo, tesón, motivación y disciplina”. Continuará…, añadió, “invita a los espectadores a desarrollar su imaginación a través de un viaje por los sueños y retos que se pueden alcanzar”.

Por su parte, Mochila 21, grupo de percusión formado íntegramente por personas con Síndrome de Down, debuta con un espectáculo musical que contará también -como en el caso de la Fundación Atena- con la colaboración de Barricada. En concreto, el grupo participará en la interpretación de su conocido tema En blanco y negro, que sonará junto a otras composiciones. “Para nuestros chicos es una experiencia grata y están ya muy nerviosos por la actuación”, comentaba ayer Mª José Leoz, vicepresidenta de Síndrome de Down, colectivo con el que El Drogas de Barricada o el Piñas de Marea colaboran desinteresadamente en sus clases.

El ciclo, que se celebra desde 2004 con carácter bienal, pretende “llevar el mundo del teatro, la danza y el de la discapacidad al público en general y contribuir así a un mayor conocimiento de las capacidades artísticas de estas personas”, según el Teatro Gayarre.

normalización desde el público Con el fin de seguir dando pasos adelante hacia el reto que persiguen propuestas como este ciclo, la coordinadora de la Asociación Retina Navarra, Inmaculada Zabalza, hizo ayer una petición y un llamamiento a la “normalización” desde el punto de vista de los espectadores que acudan a estas actuaciones. “Pedimos que cuando vengáis a ver los espectáculos no penséis que las personas que están actuando tienen una discapacidad, que penséis que vais a ver un teatro normal con gente normal que puede actuar y trabajar igual que nosotros, incluso mejor”, dijo.