Sergi Moreno-Lasalle ha asumido la dirección artística de la Agrupación Coral de Cámara de Pamplona en sustitución de Jesús Mª Echeverría, que apenas ha ejercido el cargo durante cinco meses y cuya renuncia, prolonga la crisis en la institución. Oficialmente, deja el cargo para dedicarse a la composición.

La Coral de Cámara de Pamplona, en plena etapa de profesionalización, ha vivido en menos de un año la salida del primer gerente, Ignacio Iturrarte, a finales de 2007, la destitución del director David Guindano en abril, y del nuevo gerente en septiembre, Patxi Garro, que no será sustituido y el servicio se externaliza.

Este nuevo cambio en el apartado musical se comunicó el lunes a los cantantes, aunque la decisión se tomó el pasado 15 de septiembre, a los pocos días de la renovación de la junta, aunque, según ha manifestado Echeverría, no se ha producido ningún desencuentro ni laboral ni humano con los directivos. Es más, el compositor seguirá vinculado a la coral, a la que podría dirigir en conciertos puntuales. “No ha sido en absoluto una salida traumática, sino que él cree, y nosotros también, que para afrontar la nueva etapa necesitábamos otra cosa, de ahí que renunciara personalmente a su posición”.

Echeverría dejará paso a Sergi Moreno-Lasalle, cantante del grupo profesional Nova Lux Ensemble desde hace un par de años y subdirector artístico de la entidad desde la llegada del director saliente. En concreto, el contralto se convertirá en director adjunto de Nova Lux y en director titular del grupo amateur, que constituye la base de la Coral de Cámara de Pamplona.

La creación de la figura del director adjunto se debe, según Jesús Hernández Aristu, a un cambio en la trayectoria del grupo profesional, que en adelante será conducido por “directores invitados de prestigio nacional e internacional”, de modo que Moreno-Lasalle, que se manifiesta “muy ilusionado con este nuevo reto”, se encargará de preparar todo lo necesario para que los invitados “no pierdan el tiempo y puedan centrarse en su trabajo”. Así, mientras que en el caso de Nova Lux será “algo así como un montador musical”, en la Coral hará las tareas de director artístico en toda su dimensión.

Sin duda, y así lo reconocen desde la junta directiva, los últimos meses han sido convulsos” para la Coral de Cámara de Pamplona, que ha aprovechado este tiempo para reflexionar sobre el futuro de la entidad. Entre ellos, y además del cambio en el apartado artístico, destaca la externalización de la gestión, que a partir de ahora correrá a cargo de GPS Música, editora de la revista especializada Goldberg. .