Las compañías navarras Aldanza y Tempomobile inauguran el domingo 2 de marzo el festival de danza Escena 2008, que se desarrollará hasta el 27 de abril en los teatros y casas de cultura de 19 localidades, donde actuarán 13 grupos, sumando un total de 36 representaciones.

Más información en www.cfnavarra.es/danza.

Con un presupuesto de 230.000 euros, aportados en gran medida por el departamento de Cultura y Turismo con la colaboración de los ayuntamientos implicados, esta programación cumple su edición 12 incorporando al circuito de la danza cinco nuevos escenarios: Aranguren, Artica, Caparroso, Lodosa y el Centro Huarte de Arte Contemporáneo, que se agregan a Ablitas, Alsasua, Ansoáin, Aoiz, Barañáin, Bera, Burlada, Castejón, Estella, Los Arcos, Noáin, Sangüesa, Valtierra y Zizur Mayor.

Un total de 19 sedes que albergarán espectáculos de danza contemporánea y neoclásica, danza teatro, flamenco contemporáneo y folclore clásico y contemporáneo escogidos por los técnicos del Ejecutivo foral en colaboración, este año más que nunca, con los coordinadores culturales de los municipios mediante un comité de selección de propuestas. Y es que el objetivo principal de este ciclo es hacer que la danza esté presente de manera estable en las programaciones de los distintos espacios escénicos de la Comunidad Foral, consolidando público año a año.

Así mismo, esta iniciativa cultural pretende difundir el trabajo de los profesionales navarros, casos de las compañías Tempomobile y Aldanza, a las que se une Carmen Larraz. En el primer caso, Tempomobile propone Inventana, espectáculo estrenado en septiembre de 2007 en el Auditorio de Barañáin, que lo produjo junto al Teatro de Ansoáin y la casa de cultura de Zizur Mayor. En palabras de la coreógrafa Becky Siegel, fundadora de la compañía en 1994, éste es un montaje dirigido a público familiar en general, y a los más pequeños en particular, ya que “son un público maravilloso que ve lo que le proponen sin prejuicios y sabiendo enseguida qué tiene sustancia y qué no”. Mediante “elocuentes coreografías” en las que los bailarines “se entregan de corazón”, la obra se adentra en un mundo de fantasía, humor, magia, aventura y esperanza junto con la protagonista, una niña que escapa de su existencia monótona desde su imaginación. Sobre el escenario, Ion Barbarin, Diana Casas, Josune Castellot, Txori García Úriz y Leticia Pérez actúan al ritmo de la música compuesta por Paco Iglesias y con máscaras creadas por Patxi Fuertes para la ocasión.

Por su parte, Aldanza, compañía heredera del Joven Ballet de Almudena Lobón, estrena el domingo A.D. 2008, homenaje a la danza que subraya la importancia de los códigos de movimiento. La propuesta se compone de dos coreografías: Etude, una pieza de danza neoclásica de la propia Almudena Lobón, con música de Mozart, y Panta Rei, pieza de danza contemporánea a cargo de Antonio Calero que pone a prueba la flexibilidad interpretativa de la compañía. Conforman el elenco: Cristina del Pozo, Denise Fuentralba, Teresa Jiménez, Garazi Ostiz, Manuel Cancela, David Mejías, Iñaki Cobos, Leire Merino, Juan Carlos Lesaca y Joseba Yerro.

Y Carmen Larraz, formada en la Escuela Navarra de Danza, presentará Crisálida, título apropiado para esta propuesta que habla de la metamorfosis, la matriz de las transformaciones, cámara secreta del cambio… Más que una envoltura, un estado transitorio entre dos etapas del devenir; un proceso de maduración que implica la renuncia de un pasado y la aceptación de un nuevo estado: el porvenir imprevisible. Larraz basa esta coreografía en el movimiento en espiral, una dinámica de curvas que desencadena un flujo de energía a través de un recorrido cambiante. El Centro Huarte de Arte Contemporáneo le servirá de escenario, lo mismo que a Pere Faura, barcelonés que realizará Striptease, un dúo de danza en el que bailará con Demi Moore en un juego entre la realidad y la ficción. Se trata de una mezcla de performance, vídeo y conferencia en torno a los mecanismos de seducción.

Biarritz Junior.

Hasta Escena 2008 llegarán también otras compañías como el Ballet de Biarritz Junior, que presentará Gari Beltza, programa neoclásico compuesto por tres coreografías: Gnossiennes, con los bailarines convertidos en acróbatas alados; Blé noir, la historia de una joven casadera que atrae a sus pretendientes hasta la muerte y Danses qu’on croise, en torno a los salones y cafés de antaño.

En el ámbito de la danza contemporánea se inscriben los montajes de la Compañía Internacional Colombiana, que se pregunta ¿Por quién lloran mis amores?; Teresa Nieto en Compañía y su Ni p’alante Ni p’atrás; Marina Donderis y Amor en Re. Mar Gómez, en cambio, apuesta por la fusión de danza y teatro en Dios menguante y la diversidad del folclore estará representada por Ibérica de Danza y Cerialia; Aukeran Dantza y Bideak, y Carmen Cantero y Esencia Pura. Además, Rajatabla hará una demostración de flamenco contemporáneo con Enfermedades del silencio.