Más de sesenta pamploneses, en su mayoría ligados al teatro pero también a otras actividades como el folklore o la música, se subieron al escentario del teatro Gayarre para homenajear al director teatral Valentín Redín. Entre ellos, una gran representación del mítico grupo teatral El lebrel blanco, que fundó en 1979 y fue capital en la historia del teatro local. Valentín Redín falleció el pasado mes de enero. Un guión entrañable y vivido, donde se repasó la trayectoria del homenajeado recordando sus montajes míticos, hizo que el teatro, una vez más se llenara a una convocatoria de Redín. Como a él le hubiera gustado, no le falló el público, para el que siempre trabajó. El foco verde, título de la convocatoria, partía del último texto que escribió y representó, Luz de ensayo, su “testamento” teatral. En la foto, ex miembros de El lebrel blanco actúan mientras se proyecta una imagen de 1789.