Kilkarrak, el grupo de teatro de Estella, vuelve a los escenarios el segundo fin de semana de diciembre, los días viernes 10 y sábado 11, con el estreno de Escritos sobre tus labios, homenaje a Miguel Hernández. Su director, Pedro Echávarri Vega, lo define como un espectáculo con poemas del autor de Orihuela y una puesta en escena muy teatral que tiene como hilo argumental Las tres heridas, un recital en bloques que canta a la muerte, a la vida y al amor, y los versos de Viento del pueblo.

Diez actrices, siete actores, el saxofón de Mikel Andueza y el teclado de Mauro Urriza subirán al escenario en una puesta en escena que integra también, en todo su desarrollo, los sonidos de la txalaparta de Mario Amézqueta y Xabier Morrás. Entre los intérpretes, Natalia Lisarri Aldea, Maialen Zabalbeaskoa Koch, Cristina Lisarri Aldea, Luci Echávarri Vega, Fran Martínez Eraso, Rafa Gurucharri Amóstegui, Ángel Hervás Guerrero, Raúl Urriza de Miguel, Elsa Preciado García, Raquel Sampedro Echávarri y Yolanda García Vega.

En 27 años de existencia, Kilkarrak ha combinado las producciones a iniciativa propia con algunas realizadas por encargo, como es el caso del que prepara ahora a modo de homenaje a Miguel Hernández por una asociación cultural que lleva el nombre del poeta. Al estreno de Estella seguirán otras actuaciones -como Burlada, para la que todavía no hay fecha concreta- concertadas con esta misma entidad. Pedro Echávarri subraya que, al concretar el encargo, se estableció como condición la de contar con plena libertad a la hora de diseñar el espectáculo.

A los veteranos de Kilkarrak, entre ellos el propio Pedro Echávarri, su hermana Luci, Ángel Hervás Guerrero o las hermanas Lisarri Aldea se suman caras nuevas con dos incorporaciones del grupo de teatro de Dicastillo, Fran Martínez Eraso y Rafa Gurucharri Amóstegui. En la recta final de los preparativos, se ensaya de nuevo en el local del antiguo Hospital Viejo, antigua sede del grupo antes de su traslado a la casa de juventud.

Como novedades, además de los rostros que engrosan las filas de Kilkarrak, la aportación musical de la txalaparta durante una representación con espacio en su parte musical para el toque andaluz. “Se está haciendo un trabajo extraordinario para un montaje muy bonito”, apunta su coordinador.