La compañía navarra Endeca Teatro, dirigida por el director de teatro chileno Álvaro Morales, ofrece este domingo, 2 de mayo, a las 20 horas, una representación con el fin de recaudar fondos tras el terremoto que asoló su país el 27 de febrero.

La representación de El mundo al revés. Una escuela de bufones, basada en textos de Eduardo Galeano y Nicanor Parra, se hace con la colaboración de la Escuela Navarra de Teatro. La entrada cuesta 10 euros.

La recaudación se repartirá entre las compañías La patogallina (que ya actuó en 2002 en la ENT), Sonrisologos, especializados en clown de hospital, y de Cangrejo-La Sombra, que realiza animación para niños.

“Nos preguntamos de qué manera, como artistas, podemos intervenir para reconstruir su tejido emocional a través del arte”, señaló Morales. Y la respuesta es la puesta en escena el domingo de una pieza de “trasfondo social potente”, como explicó Maialen Díaz, de Teatro Endeca, quien destacó las figuras de los bufones, “personajes marginales, fuera de la sociedad”, que “al ser lo más bajo -como matizó su compañero Julio César Terrazas- dicen verdades, a veces incómodas”.

La puesta en escena se añade a otras actividades que realizan colectivos artísticos chilenos en varios países de Europa y América para “levantar el ánimo” de los chilenos.

“Nosotros apoyamos desde nuestra propia herramienta humana”, subrayó Edurne Rankin, codirectora del montaje, quien ya participó hace años con Payasos sin Fronteras en la reconstrucción anímica de los afectados por el tsunami de Indonesia. “Hay que reconstruir el tejido emocional de la gente”, especialmente de niños, también con payasos y animaciones. Iniciativas divertidas de grupos artísticos que están de gira por las zonas afectadas intentando devolver a los chilenos “la alegría y la esperanza”.