El Orfeón Pamplonés ha sido contratado para cantar la Octava Sinfonía o Sinfonía de los mil, de Gustav Mahler, en el Carnegie Hall de Nueva York el 21 de octubre de este año, bajo la dirección del ruso Valery Gergiev, titular de la Orquesta del Teatro Mariinsky de San Petersburgo, con quien ya interpretó esta partitura la pasada temporada en Baluarte (4 de noviembre) y Zaragoza un día después.

El Orfeón contribuirá al concierto con 60 voces, a las que se unirán otras 60 de la Choral Arts Society of Washington y las voces infantiles de The Brooklyn Youth Chorus.

Curiosamente, según me cuentan mis servicios secretos, Gergiev acudió a Pamplona con su orquesta titular y apenas ensayó la partitura y, cuando lo hizo, se limitó a corregir en contadas ocasiones a sus músicos, y a insinuar ligeras precisiones a los cantantes solistas (tres sopranos, dos mezzosopranos, un tenor, un barítono y un bajo), a los que la crítica local calificó de excelentes. Eso se interpretó como un cierto desapego hacia la masa coral pamplonesa y zaragozana que ocupaba el escenario, pero por lo que se ve ha sido todo lo contrario: el director ruso salió encantando de la precisión de los coros (también infantil) del Orfeón en la complicada partitura y del resultado global de los conciertos en Pamplona y Zaragoza.

La interpretación de la obra cumbre de Mahler estará precedida de otro concierto que tendrá lugar la víspera y en el que se cantará la Sinfonía nº 2 Resurrección, de Gustav Mahler, que también requiere sesenta voces. “Es lo máximo que se puede alcanzar”, señaló el gerente del Orfeón Pamplonés, Joaquín Romero. “Cantamos en una de las cinco salas más importantes del mundo, el Carnegie Hall, con la obra sinfónica más grandiosa del repertorio, lo que nos garantiza una continuidad en el circuito internacional”, destacó.

El recital del pasado 4 de noviembre en el Baluarte culminó con los diez minutos de aplausos y marcó un hito en la vida melómana de la ciudad. En total, más de 400 personas se subieron al escenario para abordar la ambiciosa obra de Mahler.

Carmina Burana

Durante esta temporada, el Orfeón Pamplonés compaginará su actividad habitual, sinfónico-coral, con conciertos de Carmina Burana en espectáculo coproducido junto a La Fura dels Baus. Tras el estreno en la pasada Quincena Musical de San Sebastián, Carmina Burana se representó el pasado diciembre en el Auditori de Barcelona y recalará en Pamplona los próximos días viernes 12, sábado 13 y domingo 14 de febrero. Serán seis funciones y las entradas están agotadas.

“Nos hemos planteado cantar en cuatro o cinco ciudades al año”, señaló Joaquín Romero. La gira se prolongará durante cinco años por España y Europa. La Fura dels Baus anunció como posibles destinos países como Rusia, Italia o Francia, pero aún está por cerrar el calendario de los próximos meses.