Una nueva compañía navarra, Cirkus-Tanzia, que agavilla circo contemporáneo para interior, danza y teatro gestual, se presentó ayer al público en Civivox Iturrama y hará su segunda representación el sábado 27 de noviembre actuarán en la Escuela Navarra de Teatro. Su primer espectáculo se titula Frágil.

Impulsada e integrada por Maribel Martínez (Pamplona, 1975), en el montaje participan Aintzane Baleztena y Juan Napal. El espectáculo, pensado especialmente para el público adulto, está dirigido por dos profesionales del teatro gestual y de imagen: el chileno Álvaro Morales y la artista guipuzcoana residente en Pamplona Edurne Rankin.

MARIBEL MARTÍNEZ ES LA INVITADA AL PROGRAMA DE EL APUNTADOR DEL JUEVES 25.

Con la puesta en marcha este otoño de Cirkus-Tanzia, Maribel Martínez quiere “investigar y difundir una forma artística todavía sin explorar en Navarra”, dice refiriéndose al circo contemporáneo, una “disciplina joven” que lleva unos años en auge por Europa (especialmente en Francia) y que comienza a verse poco a poco en España. “Aquí esta propuesta escénica está todavía en pañales, sobre todo en lo que se refiere a los teatros y demás espacios culturales, donde aún no ha entrado. Por ahora es un arte fundamentalmente de calle”, dice Maribel Martínez.

Los integrantes de la nueva compañía han pasado por otras como Trokolo, Oreka, Zirika Zirkus y Carmen Larraz y se inspiran en compañías de circo contemporáneo como Circo Éloize, Cirque Plume, Los 7 Dedos de la Mano o James Thiérrée (yerno de Charles Chaplin).

Frágil busca conectar al público con las emociones humanas mediante un viaje. ¿Quiénes somos?, ¿de dónde venimos?, ¿a dónde vamos? son las preguntas que inspiran el montaje.