Disney Theatrical Productions ha elegido al navarro Esteban Oliver (1972) para que protagonice en Broadway a partir de abril el montaje de El Rey León, en la cartelera neoyorquina desde 1997, “un sueño” que el actor no acaba de creerse, según ha explicado. “Estoy que no salgo de mi asombro. La primera noticia fue hace un año, cuando vino Schumacher -presidente de Disney Theatrical- y me lo propuso. Tanto él como Julie Taymor -directora del musical-, me dijeron que estaban muy emocionados y que querían que hiciese el papel de Zazú en Broadway”, recuerda.

Su incorporación a los ensayos en el neoyorquino Minskoff Theatre está prevista para el 11 de marzo y su debut para el 1 de abril. Han tardado “tanto” desde que se lo propusieron, detalla, porque “hay muchísima burocracia que hacer, desde permisos de trabajo a modificaciones de programas, ajustes de elencos… y desde el comienzo se pensó en algo a medio o largo plazo”.

Oliver, nacido en Buñuel, sigue así la estela de Antonio Banderas, y entra “en la primera división” de los actores de musicales, la de “las estrellas”, un privilegio hasta ahora vedado a los españoles. Lo cierto es que él es el primer actor de nacionalidad española que “salta directamente” de un teatro nacional a Broadway, sin pasar por una sola prueba. “Disney ha llamado a mi puerta y no me lo puedo creer. Además, es estar trabajando en la Gran Manzana, algo que no puedes ni imaginar por muy actor de musical que seas. Estar en la Gran Vía ya es un sueño, así que esto…”, se emociona.

Está perfeccionando su inglés y “estudiando como un loco”, porque su papel es el de un mayordomo “muy británico”, pero, aún sin esa mejora,no hay un Zazú mejor que él en la decena de producciones de “El Rey León” que se ofrecen en la actualidad alrededor del mundo, según le han dicho Schumacher y Taylor. Con una larga experiencia en musicales, Mamma Mia!, La Bella y la Bestia, El fantasma de la ópera o Víctor o Victoria, Oliver, seguirá interpretando a Zazú hasta el 6 de marzo en Madrid, un papel que ha representado desde que El Rey León llegó a la Gran Vía, en octubre de 2011.