El ciclo Leer para crear del Gayarre ofrece montajes escénicos que se encuentran en fase de creación y el próximo lunes programa a las 18.00 y a las 20.30 horas a Proyecto: Stränen Cirkus, una idea de Carol Verano y Ricardo de Álvaro que mezcla texto, danza, música y videocreación en un argumento que reivindica la diferencia y la esencia única de cada persona.  “Los personajes nos muestran al ‘monstruo’ que todos somos en alguna medida y lo maravilloso que puede ser eso, porque nos empuja a buscar el don que llevamos dentro”, explica la directora.

Para Verano, el verdadero hecho teatral no se produce tanto sobre el escenario como en la cabeza del espectador, “de ahí que nos vayamos a saltar un paso”, mostrando solo unos apuntes del espectáculo “apoyados con imágenes de vídeo que recrean lo que queremos hacer”, apelando al corazón y a la imaginación del público. “Les enseñaremos cuáles son las artes circenses, la danza contemporánea y otros elementos que vamos a emplear y esperamos nutrirnos con sus aportaciones”, comenta Verano, que desvela que este proyecto nace para convertirse en algo más grande, “ambicioso, delicioso y muy cuidado”. Claro que, aunque todos los conceptos están ya presupuestados, “ahora nos hace falta un inversor audaz”.

La dramaturgia de Stränen Cirkus “habla de la diferencia” y combina el mundo idealizado del amor con la cotidianidad de un circo freak nocturno, donde todos los personajes son “especiales”, como lo somos todos en el fondo. De hecho, una de las protagonistas es ciega sobre el papel, pero también en la realidad, porque el equipo ha contado con la actriz amateur Anna Zabalza, que es invidente “y hay que verla leer en su libreta en braille, es impresionante”, subraya la directora, a la que le gustaría contar para el espectáculo definitivo con una intérprete ciega que cantase y bailase.

Y tampoco se cierra a colaborar con estudiantes como los que están participando en esta primera fase. “Los seleccionamos en un casting que hicimos entre los alumnos del IES Plaza de la Cruz y nos están aportando un montón”, ya que mientras los jóvenes se alimentan de la experiencia de actores como José Mari Asín y Pilartxo Munárriz, “ellos nos dan mucha frescura, pureza y puntos de vista distintos a los nuestros”. Y es que, aunque la obra se dirige a todos los públicos, está pensada sobre todo para los adolescentes, “para esa franja de edad para la que no se suele producir nada”. A este segmento de edad y a todos los demás lanza Verano una invitación para este lunes.