El actor y director teatral navarro Jorge Gurpegui, que también es profesor en la Escuela de Actores Butaca 78, ha iniciado los ensayos de un montaje sobre textos de Shakespeare que pretende estrenar en febrero y titulado Miserables de Shakespeare. Los ensayos comenzaron hace una semana y son una parte fundamental del proyecto, ya que el intérprete navarro los ha abierto al público en general y a los profesionales del sector escénico en particular, “para que nos aporten sus sugerencias”.

El mecanismo para asistir es sencillo, solo hay que enviar un correo electrónico amiserablesdeshakespeare@yahoo.es e indicar cuándo se quiere acudir. El horario es de martes a jueves de 10.00 a 13.00 horas.

Gurpegui está preparando la obra en el teatro del Colegio Residencia de las Salesianas en la Chantrea. Un espacio antiguo, “pero con muchísimas posibilidades”. Su intención es que se vea al actor. “Si tenemos algunos de los mejores textos de Shakespeare, vamos a aprovecharlos”, dice.

Gurpegui ha pasado los últimos años en Madrid, donde además de actuar se ha especializado en impartir cursos allí y por todo el Estado. De hecho, Sevilla fue su último destino antes de regresar a Pamplona. Dada su larga experiencia formativa, se le ocurrió la idea de crear un espacio de investigación para actores “sin la tensión de tener que dar un resultado en una obra concreta”. En ese sentido, tomar fragmentos del autor inglés fue el “pretexto” adecuado para “trabajar distintas situaciones y emociones”. Así nació Miserables de Shakespeare, en el que se dan cita escenas de Ricardo III, Enrique V, Otelo, Hamlet, Tito Andrónico y Macbeth, que contienen, sin duda, abundantes personajes cuyas peripecias alcanzan altas cotas de la miseria.

Como punto de partida, Gurpegui convocó un casting a través de Facebook, del que surgieron las dos actrices elegidas para emprender esta expedición “física y emocionalmente dura”. Son Marian Ruiz Martínez y Regina Zabalegui. Ambas se han formado en la ENT y conocían al director por haber asistido a uno de sus cursos en Pamplona, y a las dos les apetecía el drama después de varias incursiones en la comedia. “Me impresionó la forma de trabajar de Jorge, su comunicación con el actor, directa, con sus puntos y sus comas”, comenta Zabalegui, que insiste en que este atesora una gran formación y aborda procesos que “en muchos casos se han olvidado y casi nadie toca ya”. En este caso, la actriz quería “ese yo miserable que todos llevamos dentro”, y admite que el proceso le está conectando “con partes de mí muy emocionales”. Lo difícil, eso sí, es mantenerse ahí, y eso a veces provoca sufrimiento, “porque tenemos que abrirnos en canal”, sigue Marian Ruiz , que está intentando contrarrestarlo optando por “jugar y disfrutar”.

Por su parte, Gurpegui repite su ofrecimiento de invitar a espectadores y colegas de profesión. “Sería fantástico, nos aportaríamos mucho mutuamente; así, el público entendería mejor el resultado final y los colegas podrían ver otras formas de trabajar”, dice. Y añade: “Me gustaría incluso subir a los que vengan al escenario para que puedan oler a los actores” y ver cómo se transforman en cada momento. Gurpegui tiene claro que el actor debe conectar con cada una de las almas que le aguarda en el patio de butacas, donde “prefieren un silencio que conecte que una frase vacía”, y que para conseguirlo hay que el trabajo de voz y palabra es “imprescindible”, porque “la revolución que el actor lleva dentro no puede salir de otra manera”. De ahí que reitere a sus actrices que deben conectar con lo que les pasa por dentro cuando se meten en cada personajes para luego verbalizarlo y manipular las emociones desde ese punto.

Viéndole trabajar se advierte pronto la pasión que pone en lo que hace. “Allá donde voy necesito generar energía, activar proyectos; si no puedo, sufro”, comenta. Por eso se fue de Madrid, “porque artística y emocionalmente para mí es una ciudad muerta” y por eso busca lugares “donde pueda aportar algo a mi oficio”, donde la “generosidad” debe estar siempre presente. “He venido a Pamplona a compartir con quien quiera jugar conmigo”, termina.

· Obra. Miserables de Shakespeare.

· Ensayos abiertos. Martes, jueves y viernes de 10.00 a 13.00 horas. (miserablesdeshakespeare@yahoo.es).

· Lugar. C/Cuenca de Pamplona, 24, (Colegio de las Salesianas).

· Estreno. Está previsto en febrero de 2014 en el mismo espacio.