El dramaturgo madrileño Juan Mayorga (1965) ha sido galardonado con el Premio Nacional de Literatura Dramática 2013, dotado con 20.000 euros, por La lengua en pedazos, una aproximación a la vida de Santa Teresa en la que se reconoce la tensión por la libertad que caracteriza todo su teatro.

El jurado valoró en Mayorga su “lúcida y contemporánea” visión dramática de la figura de Teresa de Jesús, una mujer “que supo llevar adelante sus convicciones a pesar de las presiones de su tiempo, con un tratamiento enraizado en lo mejor de la literatura castellana”. “Voy sentado en el AVE, camino de Barcelona, al lado de una monjita. A lo mejor ha sido una señal”, bromeó el premiado, del que mañana se estrenará en la ciudad condal, en el teatro Atrium, Himmelweg, dirigida por Raimon Molins.

En La lengua en pedazos, estrenada en febrero en Madrid después de pasar por varias ciudades y “reescrituras”, Mayorga expone a Teresa de Jesús desprovista de su misticismo y llena de contrastes.

La obra, cuyo título hace alusión al poder de la palabra para generar conflictos, plantea un ficticio, pero no improbable, enfrentamiento entre Teresa de Jesús, a la que dio vida Clara Sanchís, y un inquisidor, interpretado por Pedro Miguel Martínez, por la desobediencia y las inquietudes poco ortodoxas de ella. Mayorga afirmó que este premio fue una “sorpresa” para él porque “no tenía en la cabeza” que fuera hoy el fallo aunque “luego” se ha enterado de que en ocasiones anteriores sus obras “han sobrevolado” al jurado.

Le dio “mucha alegría” que fuese con La lengua en pedazos con la que haya ganado el premio y entiende que el jurado, “de algún modo”, ha hecho así “un gesto” hacia “un tipo de teatro” que es exigente con el espectador y no lo trata “como consumidor de entretenimiento”. “Es desafiante con el público, porque pide su escucha e imaginación. Procede de una lectura muy personal de Teresa de Jesús pero pueden verse en ella los motivos centrales de mi obra, vinculada a la tensión de la libertad”, añadió Mayorga, para quien es un privilegio estar en la misma nómina que autores como Manuel Romero, ganador en 2008.