El grupo de teatro amateur El Escondite, de la localidad estellesa de Larrión, presenta Entre espejismos, Cabaret mañana en la Escuela Navarra de Teatro (ENT).

La función es a las 20.30 horas con entrada al precio de 8 euros.

Con dramaturgia y dirección a cargo de Beatriz Cornago, El Escondite Teatro, formado por nueve actrices y dos actores entre los que hay estudiantes y trabajadores de muy diversas profesiones que nada tienen que ver con las artes escénicas, debuta en Pamplona.

Entre espejismos, Cabaret es la segunda obra de este grupo -que nació de un taller de teatro en Larrión (Tierra Estella)- tras El Escondite, un montaje sobre la exclusión social del que se hicieron algunas representaciones hace dos años. Desde entonces el grupo ha estado trabajando en la obra que presenta ahora al público. Una propuesta que traslada al público al ambiente del cabaré de la década de 1930 pero sin salir de la actualidad, con la que la obra está muy conectada.

“Es una metáfora muy contemporánea. Hay muchos personajes (encarnados por diez actores y un muñeco de ventrílocuo, Peter, que sabe más que quien maneja sus hilos), cada uno con su historia. Y de fondo están estos tiempos de crisis, no solo económica, que vivimos”, comentan algunos de los actores de la compañía, que transmiten con esta obra que “la vida es un cabaret y hay que vivirla”.

Entre espejismos, Cabaret combina coreografías, trucos de magia tratados desde un concepto brechtiano, momentos decadentes y otros divertidos desde una dramaturgia prácticamente sin estructura. “El objetivo es que el público pueda salir diferente de como entró, y que esta obra sea para él un alivio, un darse cuenta de que todo lo que nos sucede en la vida cotidiana tiene infinitas posibilidades”, proponen los actores.

Reparto. Kontxi Iglesias, Cristina Echeverría, Rakel Ruiz, Edurne Ruiz, Eloísa Sanz, María Ruiz, Mª Carmen Armendáriz, Nayra Sosa, Enrique Merino y Alatz Lopez.