El director teatral argentino Daniel Veronese ha sido galardonado con el Premio Max Iberoamericano por haber establecido un puente entre España y Latinoamérica y por aunar dos facetas, las de autor y director, fundamentales en la concepción de un espectáculo. Estos premios están organizados por la Fundación Autor de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE). “Ha sido una sorpresa. Sé del valor que tiene este galardón para las Artes Escénicas de este país. La comunicación entre España y Argentina ha dado sus frutos y eso me hace feliz”, ha señalado. El premiado, quien recibirá el galardón en la ceremonia de entrega de la XVI edición de los Premios Max el próximo 13 de mayo en Madrid, es dramaturgo, director de teatro, actor y titiritero y realiza además sus propias producciones musicales y escenográficas.

Hace dos semanas se pudo ver en Pamplona su última producción, Los hijos se han dormido, su visión de La gaviota de Chejov, programada por el Teatro Gayarre.

Veronese (Buenos Aires, 1955) es miembro fundador del grupo de teatro El Periférico de Objetos, creado en 1989 y que basa su experimentación en el trabajo de integración de actores y objetos. Sus textos han sido traducidos al francés, alemán, italiano, inglés y portugués. Entre sus obras destacan Mujeres soñaron caballos; Crónica de la caída de uno de los hombres de ella; Los corderos; La noche devora a sus hijos; Líquido táctil; Teatro para pájaros y sus versiones sobre Chejov e Ibsen.

Como director ha llevado a escena más de cuarenta montajes que se han presentado en más de un centenar de ciudades de América, Europa y Asia como Argentina, Uruguay, Brasil, España, Francia, Austria, Bélgica, Portugal, Italia, Alemania o Japón.

Su última producción hasta la fecha es Bona gent, que se representa a partir del próximo 16 de marzo en el Teatre Goya Codorniu de Barcelona, una obra de David Lindsay-Abayre, ganador del Premio Pulitzer, llena de honestidad, humor y sensibilidad, sobre una madre soltera, con una hija discapacitada y que está al límite de la bancarrota.

Esta categoría reconoce a una entidad, compañía, espectáculo o profesional iberoamericano que, por sus aportaciones, haya destacado en el ámbito de las Artes Escénicas a lo largo de su trayectoria. Entre ellos se encuentran, Alicia Alonso, Héctor Alterio, Les Luthiers o Julio Bocca.