El actor Alberto San Juan, acompañado por el actor y director británico Will Keen, mostrarán hoy viernes en el Teatro Gayarre su último trabajo, Hamlet, de Shakespearre. Según el actor Hamlet es  el personaje  “más rico y apasionante” que ha interpretado “nunca”. Ha asegurado que es un papel “tan grande, tan lleno de aspectos diferenciados y contradictorios, que abarcarlo es muy difícil”.

Única función a las 20 horas, con entradas a 19, 15 y 8 euros.

San Juan ha explicado que hay algunas facetas del personaje que siente “más accesibles” y otras que  le resultan “muy complicadas”. “Hamlet tiene varias características claras, como la fuerza intelectual, la capacidad para generar reflexión y filosofía, el sentido del humor, el ingenio, y la incapacidad para decidir y llevar a cabo cualquier acción”, ha precisado. En este sentido, ha concretado que uno de los temas de la obra es “cómo uno en su vida para ser él mismo tiene que tomar decisiones, hacerse cargo de ellas, y escoger un camino u otro frente a las cosas que van pasando”. “Ahí está el deseo propio, más el mandato social, en este caso del padre, o el sentido de la responsabilidad”, ha añadido.
En este sentido, el actor ha opinado que el personaje “impone mucho”, pero, por otro lado, San Juan ha encontrado en Hamlet “una cosa liberadora”, el hecho de que “saber cómo es el personaje es muy difícil, porque es de muchas maneras y de las contrarias”. Así, ha apuntado que “es liberador darte cuenta de que no es de una manera, que es de muchas, como en definitiva es cualquier ser humano”.  A pesar de “la dificultad y la frustración”, para San Juan, “la sensación de hacer este personaje es de enorme felicidad”. “He tenido la suerte de trabajar con Will Keen, que es un gran director de actores y muy conocedor de este texto”, ha asegurado.
Por otro lado, preguntado por la dificultad que podría derivarse del hecho de ser una obra tan conocida por el público, San Juan ha indicado que “cuando una obra es tan buena, hay que intentar acercarse a ella y contarla con claridad, no acercarla a uno mismo”. En este sentido, el actor se ha mostrado “satisfecho” porque la obra “llega con claridad” al público.
A este respecto, Will Keen ha explicado que siempre es difícil abordar una obra tan conocida, ya que “hay que luchar contra las ideas arqueológicas, preconcebidas”. Según el director, la gira está siendo “muy interesante, con teatros llenos y un público de diferentes edades y muchas personas jóvenes”.