La actriz y directora de teatro navarra Laura Laiglesia abre el próximo lunes 17 de septiembre el plazo de matrícula para Butaca 78, la escuela de actores que iniciará el curso el 1 de octubre en la avenida Sancho el Fuerte, 33 de Pamplona. El nuevo centro de formación ofrecerá formación a niños, adolescentes, adultos y mayores.

Recepción con sala de espera; un aula grande con espejos; al lado, un pequeño espacio con máquina de café; más allá, los baños y el vestuario; al fondo, una estancia multiusos con biblioteca… Así es el local que albergará la Escuela de actores y Oficina teatral Butaca 78. “La iba a llamar Mise en scène, pero me convencieron de que para la mayoría de la gente iba a ser difícil de pronunciar, así que me decidí por este nombre”, en referencia, cuenta Laiglesia, al regalo que le hicieron los miembros de los grupos que ha dirigido hasta la fecha -Talo, Teatralis, Ligli Troupe, Auzoa…- en su fiesta de despedida de la escena durante una temporada. “Fue muy divertida, vinieron disfrazados de los personajes de las obras que hemos montado y al final me sorprendieron con esto”, y señala emocionada la butaca de terciopelo rojo del antiguo Teatro Gayarre que presidirá la entrada de la escuela.

Hizo el plan de mercado, de viabilidad y el correspondiente análisis DAFO (Debilidades/ Amenazas/Fortalezas/Oportunidades), pero sabe que las cosas no serán fáciles. Sin embargo, “no pensé si era el mejor momento, simplemente supe que tenía que hacerlo” porque la formación “es lo que más me gusta”, seguida de cerca por la dirección, y porque había percibido una demanda. “Muchos padres me preguntan por cursos de teatro para sus hijos y, además, el teatro aficionado navarro se está moviendo mucho y reclama más calidad”. Con todo esto, Laura Laiglesia se ha tirado a la piscina en solitario, “porque de momento tengo que pagar un crédito, el alquiler y los gastos y si no saco sueldo para mí, pues ya me lo buscaré en otro sitio, pero ahora no puedo responsabilizarme de otra persona, aunque en el futuro me encantaría contratar”.

Así, con una estructura más bien austera, arranca este centro que “no es una escuela de teatro, sino una escuela de actores”, aclara su directora. “Aquí vamos a trabajar sobre todo el conocimiento personal del actor; por supuesto que enseñaré los trucos escénicos, pero los alumnos que quieran dedicarse a esto van a tener que trabajar desde sí mismos”, añade, no en vano, ella se formó en el Teatro de Cámara Chéjov, donde se imparte el método Stanislavski, basado en la memoria emocional. Pero que nadie se asuste, “vamos a dar el método bien entendido, porque mal usado puede bloquearte”.

Este sistema, empleado por estrellas como Al Pacino o Dustin Hoffman, se impartirá fundamentalmente en los grupos dirigidos a mayores de 18 años interesados en dedicarse a este oficio, “o simplemente probar”, y que se dividirán, a su vez, en dos niveles: iniciación y perfeccionamiento. Para los que se inscriban en el segundo, Laiglesia advierte que será “muy exigente”.

Además, Butaca 78 ofrece cursos para niños de 6 a 9 años, para adolescentes de 10 a 14 años, para jóvenes de 15 a 18 años y también para mayores de 55 años. Todas las edades pueden beneficiarse de las técnicas de la actuación. “Los niños pueden aprender respeto, compañerismo, paciencia, tolerancia y sentirse satisfechos cuando alcancen el reto colectivo final”, cuenta. Por otro lado, los jóvenes y adolescentes “tienen mucho que aportar, solo hay que escucharles; a mí el teatro me ayudó mucho a esa edad, me abrió la mente”. Y la experiencia de la vida seguro que servirá a quienes, al borde de la jubilación o ya retirados, deseen “pasar un buen rato con personas de su generación con ganas de reírse y disfrutar”.

La oferta de la escuela es amplia y Laura está “convencida de que la gente que venga va a salir muy contenta”. Lo tiene todo preparado, el temario, las muestras de fin de curso… Aunque está dispuesta a adaptarse y dejarse llevar por los caminos que le descubran sus alumnos. “Ahora falta que la gente se apunte”, dice con cierto temor. A partir del lunes saldrá de dudas.