Las obras de Patxi Irurzun, Josu Castillo, y Miguel Munárriz han sido las tres seleccionados en la I Convocatoria de textos teatrales sobre las fiestas de San Fermín organizada por la Fundación Teatro Gayarre, a la que se han presentado 15 obras. El jurado estuvo integrado por la directora-gerente del teatro, Teresa Lasheras, y José Mari Moreno, Alfredo Sanzol, Ignacio Aranguren, Laura Laiglesia, e Ignacio Murillo.

Los textos ganadores han sido Los abuelos por San Fermín, presentado por Josu Castillo; Fiambre, de Patxi Irurzun, y Pum, de Miguel Munárriz. Las tres obras han sido consideradas las “más adecuadas” para su puesta en escena, “teniendo en cuenta que para ello los textos debían durar en torno a 30 minutos, con un máximo de cuatro actores”.

Los autores de las obras percibirán un premio en metálico de mil euros y cederán los derechos para su representación en el Teatro Gayarre dentro del ciclo presanferminero que se desarrollará en junio de este año. El concurso, según ha indicado Lasheras, “se enmarca en la dinamización del sector teatral en Pamplona y en Navarra”. “La finalidad del certamen es promover la elaboración de textos de nueva creación sobre el tema festivo, que luego, al ser puestos en escena, pudieran contribuir a dinamizar el sector teatral local y regional”, ha explicado. Lasheras ha destacado que Miguel Munárriz, nacido en Pamplona, es actor, autor y director, y en sus 30 años de actividad teatral ha participado en un centenar de espectáculos. Por su parte, el pamplonés Josu Castillo es vicepresidente y miembro de la junta de la Federación de Teatro Amateur de Navarra, y Patxi Irurzun, según Lasheras, “se estrena” en la escritura teatral, ya que “sobre todo es escritor de relatos y novelas y ha publicado varios libros de cuentos”.

La obra Los abuelos por San Fermín, de Josu Castillo, es una comedia en la que un matrimonio mayor de una localidad de la Comarca de Pamplona se prepara para salir a disfrutar de una noche sanferminera. Sobre este texto, el miembro del jurado Ignacio Aranguren ha destacado que se trata de “un retrato amable y costumbrista”, con situaciones “reconocibles” de los Sanfermines.

Por otro lado, Fiambre, de Patxi Irurzun, recoge la conversación de un hijo con el cadáver de su padre, mientras en el exterior se escuchan los ruidos de la fiesta. Aranguren ha explicado que este texto “introduce un registro muy diferente, en el que un personaje en una situación crítica va rememorando sus pasados Sanfermines”.

Finalmente, Pum, de Miguel Munárriz, presenta un matrimonio de mediana edad en diversas escenas que discurren al hilo de la propia fiesta. La obra pone de relieve la distinta manera de vivir los Sanfermines y la tensión generada entre ambos. Según Aranguren, en este texto “hay situaciones típicas reconocibles, pero con un regusto un poco más ácido”.