El consejero de Cultura, Turismo y Relaciones Institucionales del Gobierno de Navarra, Juan Luis Sánchez de Muniáin, reconoció ayer en comparecencia parlamentaria que ha habido “errores” en la gestión de la Red de Teatros de Navarra.  Un proyecto que ha fracasado apenas dos años y medio después de ponerse en marcha, gestionado por Álex Ruiz Pastor, quien ya ha sido relevado de sus funciones. Los partidos reclamaron en el Parlamento que la nueva etapa se rija con criterios de “planificación, eficacia y profesionalidad”.

En estos momentos, hay una fase de redefinición y de búsqueda de un nuevo modelo de gestión.

En una comparecencia solicitada por el portavoz de NaBai en la Comisión de Cultura, Patxi Leuza, Sánchez de Muniáin hizo balance del proceso de creación y funcionamiento de la Red de Teatros, y se refirió a la situación actual de este proyecto, de “búsqueda del modelo de gestión que más satisfaga a todos los implicados”.

En este sentido, el consejero de Cultura explicó que se están manteniendo reuniones entre la Federación Navarra de Municipios y Concejos (FNMC) y los ayuntamientos, “y por lo que sabemos, a pesar de la heterogeneidad que existe, el trabajo está avanzando de una manera satisfactoria”. En este momento, según informó, hay “dos posibles líneas de acción: que todos los municipios se constituyan en una entidad que administre la Red de Teatros, o que esa labor recaiga directamente en el Gobierno de Navarra. A día de hoy, conocemos que los ayuntamientos se decantan por la primera opción de asociarse”, dijo el consejero, quien afirmó que “por defectuoso o difícil que haya sido el proceso de la Red de Teatros, los recursos que se han invertido no han sido desperdiciados”.

Se defendió así de las críticas de NaBai, que recordó que “el error de fórmula en la Red nos ha costado un millón y medio de euros”. Según la coalición, el proyecto “nació sin el criterio suficiente, siendo una de las mayores demandas de los profesionales escénicos”.

Los grupos de la oposición destacaron ayer lo “necesaria” que sigue siendo a día de hoy la Red de Teatros para el sector, y exigieron que se dé salida al proyecto desde la planificación, la eficacia y la profesionalidad. El PSN se mostró más partidario de la gestión directa del Gobierno en el nuevo modelo de Red, porque, según Román Felones, “no es fácil ser a la vez juez y parte, y la FNMC y los ayuntamientos son en esto juez y parte a la vez”.

Desde Bildu, Aitziber Sarasola apostó por “aumentar la participación de los ayuntamientos” en el proceso, y desde Izquierda-Ezkerra Txema Mauleón pidió al gobierno que acelere el trabajo de redefinición de la Red de Teatros y también la convocatoria de subvenciones para actividades de artes escénicas, “que tanto necesitan ahora mismo los ayuntamientos”. Según respondió el consejero, dicha convocatoria, dotada para este año con la cantidad de 470.000 euros, “saldrá en los próximos días para que esté disponible cuanto antes para los ayuntamientos”.

Para justificar los recortes que ha sufrido su departamento, de más del 20% en este ejercicio, Juan Luis Sánchez de Muniáin explicó ayer, en una comparecencia solicitada por Izquierda-Ezkerra, que “la prioridad de 2012 era mantener el presupuesto de los departamentos que prestan servicios básicos a los ciudadanos, salud y educación especialmente”, y que en consecuencia es lógico que “otros departamentos, como el de Cultura, acusen de forma más elevada los recortes”. El consejero informó de que sus prioridades para este año en Cultura pasan por “primar el mantenimiento de la actividad cultural en detrimento a veces de gastos de funcionamiento o inversiones que ahora no sea posible realizar”. Así, dijo que “se ha procurado concentrar la reducción presupuestaria en una de las partidas más voluminosas, la de construcción y equipamiento de casas de cultura y centros cívicos” -donde ya está todo o casi todo hecho-, y que también se ha recortado la parte destinada a la conservación y restauración del patrimonio, en la que se disminuirá el ritmo de inversión.