El tiempo es el primer cuento musical escenificado que afronta el Coro Infantil del Orfeón Pamplonés. Una propuesta de los niños para los niños que se estrena este domingo por la tarde, con las entradas agotadas, en la Casa de Cultura de Artica, el domingo a las 6 de la tarde, con entradas a 4 euros (3 en anticipada). Con Eduardo Bazo al frente de la dirección de escena, los casi setenta niños y niñas del Coro Infantil del Orfeón llevan a escena un espectáculo en el que, durante poco más de media hora, cantan y escenifican la manera en que los más pequeños, los más curiosos, ven y viven el tiempo.

El cuento, con música original compuesta por Josu Elberdin, se presentó ayer en civivox Mendillorri, donde se realizó un pequeño pase con dos números del espectáculo a los medios de comunicación y a los padres de los protagonistas. ¿Dónde estará el tiempo?, ¿cuánto es un segundo?, se preguntan los niños del Coro en esta propuesta escénica que combina canciones con pasos de baile y que, en palabras del gerente del Orfeón Pamplonés, Joaquín Romero, “se ha concebido con el objetivo de que los niños disfruten y hagan disfrutar a otros niños”.

Eduardo Bazo, director profesional de teatro afincado en Madrid y que dirigió Brundibar, destacó el orgullo que supone para él dirigir a “actores de esta bonita talla”, en alusión a los niños, de quienes dijo que “se dejan su bonito corazón en el escenario”. Quizá por eso, reflexionan los intérpretes en Tiempo: “El cuento musical nace con la vocación de llegar a cuantos más espectadores mejor. “La idea es girar después del estreno de este domingo por casas de cultura de la Comarca de Pamplona, luego hacer un gran estreno en algún auditorio más grande de Pamplona, y seguir por casas de cultura del resto de Navarra”, indicó el gerente del Orfeón. La próxima cita, pendiente aún de cerrarse, sería el 20 de mayo en Noáin.