EL IDIOTA. Compañía: La Ortiga TDS. Dirección y adaptación: Ángel Sagüés. Intérpretes: Iratxe García Úriz, Joseba Morrás, Eneko Otermin, Ion Iraizoz, Santi Litago, Txori García Úriz. Lugar y fecha: Casa de Cultura de Mutilva Alta. 3 y 5/3/12. Público: lleno (en la función del 3).

Feliz aquel

La Ortiga TDS anuncia que cumple diez años. Estas celebraciones dejan siempre un regusto ambiguo: bueno, pues por eso mismo, por su carácter de celebración; malo, por la toma de consciencia del tiempo transcurrido (¡diez años ya! Madre mía…) sin que podamos decir a ciencia cierta que los años nos han hecho más sabios. Hablando de sabios, La Ortiga escoge para su aniversario un montaje sobre la biografía de un idiota. Y no, no me equivoco: es que tal vez solo siendo genuinamente idiota se le revela a uno la verdadera sabiduría natural. El idiota es el título con el que se presenta esta adaptación de Las aventuras del valeroso soldado Schwejk, del checo Jaroslav Hasek.

La historia de este antihéroe es algo así como la novela picaresca, pero al revés: a lo largo de sus aventuras, Schwejk conoce a representantes de las diversas jerarquías sociales y pasa por el mandato de varios amos. No obstante, a diferencia del Lazarillo, no sobrevive gracias a una astucia que la adversidad contribuya a agudizar, sino por lo contrario: es su estupidez congénita la que le mantiene a flote en las turbulentas aguas de la vida y le evita los sinsabores de sus reveses.

En su exposición de motivos, La Ortiga opina que el texto habla de como la autoridad, los violentos y los poderosos de todo jaez encuentran siempre en los débiles la víctima de su ambición. Y sí, todo eso está. Pero a mí me provoca otra reflexión, no necesariamente tranquilizadora: la clave de la felicidad está en la idiotez supina. Nuestro (anti) héroe pasa por mil trances y siempre mantiene la sonrisa en la boca. En una sola ocasión en todo su relato se le ve desdichado: cuando tiene una idea, la pone en práctica… y fracasa. Conclusión: es mejor no hacer nunca nada. “Beatus ille”, feliz aquel, que decía Horacio, que reclama para sí una vida de simplicidad, alejada de los juegos de intereses de los gerifaltes. Aunque claro, qué más quieren estos que tener a los rústicos ciudadanos despreocupados de sus intrigas.

En fin, que me disperso. El idiota ha sido creada por Ángel Sagüés, director de referencia de La Ortiga a lo largo de este decenio. Él le ha dado al grupo gran parte de sus señas de identidad y las mantiene. Entre otras, el aire brechtiano de sus producciones, con esos personajes casi arquetípicos y un movimiento algo estereotipado para producir el clásico distanciamiento. Yo soy más partidario de la naturalidad, pero reconozco que ese modo de moverse casi coreográfico que tienen los personajes de El idiota hace que las escenas adquieran una entidad estética y una relevancia en sí mismas que hace olvidar su cierto esquematismo. Off topic (o no): Brecht también se inspiró en las andanzas de Schwejk, trasladando al personaje a la Segunda Guerra Mundial.

Creo que el paso de estos diez años sí que ha hecho más sabios a los actores de La Ortiga. Ya eran más que una firme promesa en el estreno de su primera obra, pero han ido creciendo y madurando en este tiempo, ganando en registros y en flexibilidad para las propuestas que les marque cualquier director. El trabajo que realizan en esta obra me parece espléndido. La apuesta dramática de Sagüés puede ser exigente, pero fluye con suavidad, sin que nada chirríe. Todo encuentra su sitio.

Eneko Otermin tiene el papel central, encarnando muy bien al bobalicón (y entrañable) protagonista, pero todos tienen ocasión de demostrar sus capacidades: Txori García Úriz, con su venal cura castrense (y de perro grifón, también); Joseba Morrás, en su papel de teniente; Santi Litago, de juez, de tabernero, de general… apariciones breves, pero intensas; Iratxe García Úriz, en la encantadora y terrible escena del canario; Ion Iraizoz, en papeles más de apoyo, pero siempre en su sitio. Todo muy compensado. Así se celebran los cumpleaños.

PEDRO ZABALZA. Diario de Noticias