Aparece publicada en el periódico Deia una entrevista al gran director teatral Lluis Pascual, ahora que concluye su periplo de tres años como director del Teatro Arriaga de Bilbao. El periodista le pregunta por una de las producciones propias que ha estrenado en el escenario bilbaino, Aventura en el teatro, dirigida exclusivamente a los niños. La respuesta no tiene desperdicio. Subrayo parte de ella:

“Cuando dije que el segundo año íbamos a dedicar la producción a los niños todo el mundo se sorprendió mucho porque nadie pensaba que era la propuesta que iba a hacer. Yo intento hacer propuestas que a mí mismo me sorprendan. Este segundo proyecto era complicado. Lo que ocurría a las ocho de la tarde en los teatros normales aquí ocurría a las ocho de la mañana. A las ocho de la mañana la gente se estaba maquillando porque a las diez teníamos la primera función. La práctica del arte antes no estaba al alcance más que de los niños ricos. Pero los niños ahora pueden acceder a los museos, a los teatros y eso les hace disfrutar de algo que les da la opción de cogerlo si quieren. Además, el teatro es uno de los pocos sitios del mundo en que la gente aprende a escuchar. Ningún actor dice su réplica antes de que el otro haya terminado la suya. Ningún espectador interrumpe a un actor. La gente escucha, cosa que no ocurre ni en la radio, ni en la tele, ni en la calle… Sólo por eso vale la pena que los chavales asistan como espectadores a una función de teatro”.

DEIA, Entrevista de Leire Gondra. Domingo 11/11/2007